sábado. 26.11.2022
EN VÍDEO

Víctor Ríos, sobre la pandemia: “no había un Plan Nacional que tuviera en cuenta todos los aspectos de la emergencia”

Uno de los aspectos que ha sido vitales durante los peores momentos de la pandemia ha sido el relacionado con la Protección Civil, que ha tenido que hacer frente a las emergencias que se han dado desde el pasado mes de marzo, desde la atención a los marroquíes atrapados en Ceuta, hasta la atención a las personas confinadas. Para analizar lo que ha sido este año tan complicado charlamos este sábado con Víctor Ríos, director general de Protección Civil y Emergencias de la Ciudad Autónoma.

 

El año 2020 ha sido un año muy complicado, en el que la mayor parte de los objetivos han quedado aparcados ante la situación sanitaria ¿ha sucedido así en el área de Protección Civil y Emergencias o habéis podido cumplir con algunos de los objetivos marcados?

 

La verdad es que sí, que hemos cumplido bastantes objetivos. Es verdad que algunos, con la pandemia, no han podido ser realizados, pero en nuestro caso sí hemos podido trabajar, por ejemplo, en planes de emergencias que teníamos previsto actualizar, como el Plan Territorial de Emergencias, que lo hemos podido actualizar y ya se encuentra casi finalizado, o en el inicio de otros planes, tal y como teníamos previsto.

 

Con respecto a lo demás, dentro del área de Emergencias y Protección Civil nos hemos volcado sobretodo en lo que ha sido pandemia. Pero ya digo que algunas de las propuestas que hacíamos a principios de año sí han podido cumplirse.

 

Los primeros meses fueron muy complicados, con la población confinada en sus hogares y teniendo que hacer frente a una situación desconocida ¿cuál fue entonces el trabajo del área que dirige?

 

Nosotros durante la pandemia hicimos un sondeo entre las personas que trabajaban en la Ciudad y tenían conocimientos de Protección Civil y confeccionamos un equipo externo en el que han participado miembros de Policía Local, del TSI, e incluso con un miembro de la parte tributaria que tenía conocimientos de protección civil... con ellos hicimos un pequeño equipo que trabajó bastante bien.

 

Nuestra labor, sobretodo, era coordinar la parte de emergencias. Hay que tener en cuenta que se trataba de una emergencia a nivel mundial pero de carácter sanitario. Se estableció en el conjunto del país el nivel 3 de alerta y muchas de las comunidades no estábamos preparadas para ese tipo de situación. Por eso tuvimos que ir un poco improvisando respecto a las situaciones que iban apareciendo. Por ejemplo, con los inmigrantes que se quedaron atrapados en Ceuta por el cierre de la frontera, que tuvimos que abarcar las necesidades básicas que ellos tenían, como la alimentación o que durmieran bajo un techo... todo eso tuvimos que coordinarlo con muchísimos servicios, con Cruz Roja, con voluntarios de protección civil, con Policía local, con Policía Nacional...

 

Y, sobretodo, teníamos que coordinar todos los servicios a la vez, no solo para los inmigrantes, sino para toda la población de Ceuta... porque estábamos todos confinados, la gente no podía salir o solo para lo básico, y a eso se sumaba que había mucha gente que no podía salir porque eran positivos o habían sido contacto de positivos... y en esos casos teníamos que coordinar todo, llevarles la comida a casa, o la bombona de butano, cosas que parecen una tontería pero que eran importantes para que las familias pudieran cubrir sus necesidades básicas.

 

Cuando le nombraron director general de Protección Civil y Emergencias, ¿se imaginaba que tendría que hacer frente a una situación así?

 

Nunca te esperas esta situación, hacía un siglo que no se vivía algo así...

 

Puedes esperarte, como me pasó el primer año, dos incendios importantes, y eso te enseña a reestructurar muchas cosas y a organizar ciertos aspectos de la emergencia, pero no algo así. No me lo esperaba en ningún momento, ha sido una cosa que ha generado mucha incertidumbre y ante la que aparecen muchas emociones como pueden ser el miedo o el enfado, te preguntas, en ocasiones, ¿por qué me ha tocado a mi esto?, pero gracias al trabajo de todas las personas que tenía alrededor hemos podido sacarlo adelante bastante bien.

 

En su caso, además, es sanitario ¿le ha ayudado a hacer frente a lo sucedido? Lo digo porque la sensación entre la ciudadanía ha sido, en muchos casos, de que nadie tenía nada claro, especialmente con los cambios respecto a criterios de protección, como el mascarilla sí, mascarilla no

 

Para mi ha sido un punto a favor el conocer como sanitario la enfermedad en sí. Es cierto que había mucha información y a veces noticias con mucha controversia y esto ha hecho que la gente se vuelva un poco loca, incluso los responsables también, porque no sabíamos si teníamos que hacer una cosa u otra.

 

No había un Plan Nacional para tener en cuenta todos los aspectos de la emergencia, para llevarla adelante. Ante esa situación de incertidumbre, a nosotros nos costó hacer frente a muchos aspectos de la emergencia, pero es verdad que la formación como sanitario fue un punto a favor para poder abarcar algunos aspectos de la emergencia, como poder realizar algunas pruebas a personas o a la hora de organizar el Punto COVID, por lo que este punto de vista sanitario, la verdad, que ha facilitado un poco la labor.

 

Uno de los grandes caballos de batalla de su área ha sido el relacionado con los bulos que han circulado, especialmente durante los primeros meses ¿cómo se afrontan estas informaciones falsas o incorrectas?

 

La verdad es que ha sido complicado. Desmentir algún bulo de redes sociales a veces costaba... pero hay que insistir en que es necesario seguir la información veraz de las paginas oficiales, la que llega desde los estamentos públicos. Desde ahí sí hemos podido dar la información veraz. Es verdad que controlar las redes sociales es complicado, pero a través de las páginas oficiales las personas quedaban informadas.

 

Es importante informar a las personas de todos los datos, de todas las cosas que están sucediendo, ya que cuando mayor era la información entre la población, bajaba la tensión. Hay que tener en cuenta que la gente estaba confinada y lo que les llegaba era a través de los medios o redes sociales, no tenían una visual directa... entonces creo que es importante informar, y nosotros lo hemos hecho desde las páginas oficiales, dando una información veraz.

 

En cualquier caso, ahora llega el momento de mirar al futuro ¿qué objetivos se marca su área para 2021?

 

En un principio seguir con el trabajo de los Planes de Emergencia, vamos a incluir también la renovación de los planes de emergencias de incendios forestales, de inundaciones y el de sísmico, que es fundamental también, porque es Ceuta una zona de bastante movimiento sísmico, e hicimos mucho hincapié desde principios de año en que tenía que salir. De hecho, ya está licitado, está realizándose por una empresa y con técnicos de la Ciudad, y esperamos que para el año que viene se apruebe en la comisión permanente de Protección Civil en Madrid y, posteriormente, en Ceuta.

 

Seguir con la información y la formación, potenciar el voluntariado de protección civil, porque ha sido un arma importante en la pandemia, gente que ha estado al pie del cañón y para la que creo que la formación es fundamental. Esto servirá para poner en marcha una protección civil más profesionalizada y para que ellos puedan trabajar también en cualquier tipo de situación.

 

Y, sobretodo, pues organizar mejor las emergencias a nivel sanitario. Nosotros no tenemos la competencia asistencial pero sí que es verdad que tenemos que colaborar con la parte de la Delegación del Gobierno para poder coordinar mejor este tipo de situaciones que realmente a nosotros nos han desbordado, y que creo que tenemos que estar preparados para la próxima vez

 

¿Es optimista de cara al próximo año?

 

Yo creo que sí, soy optimista. Es verdad que esto no depende solamente de los responsables que trabajamos en el área de emergencia o en el área sanitaria, sino que depende de todas las personas. Creo que se ha visto que tenemos que unirnos, la humanidad necesita unión, y, para salir de esto, todos tenemos que poner nuestro granito de arena. Por eso yo sí soy optimista.

 

Poco a poco la situación va a mejorar, va a llegar a una cierta normalidad pero habrá que mejorar algunos aspectos. Hay que tener en cuenta que habrá que trabajar en el área económica, porque las consecuencias de esta crisis van a hacer que muchas familias lo puedan pasar mal.

 

Desde el área de Emergencias sí somos optimistas de que la situación remita y entremos en una normalidad en el periodo más breve de tiempo posible.

 

 

Víctor Ríos, sobre la pandemia: “no había un Plan Nacional que tuviera en cuenta todos...
Comentarios