martes. 31.01.2023
TEATRO

'13 y martes', muchas risas pero con regusto amargo

La comedia de Jean Pierre Martínez se estrenó el sábado con muchas risas entre el público, satisfacción entre los miembros de la Compañía de César Martín y el regusto agridulce de no haber podido llegar a más ceutíes

César Martín ante la Lona de '13 y Martes' / África González
César Martín ante la Lona de '13 y Martes' / África González

El resultado de la representación de la comedia '13 y martes' del autor francés de ascendiente hispano, Jean Pierre Martínez por la Compañía de César Martín fue un éxito, aunque tuvo sus luces y sombras.

 

Luces

A juzgar por las risas, omnipresentes durante la hora y cuarto de la función en el público. Los tres protagonistas de la representación, Montse Taboada, Ivan Alejandro Martín y César Martín, cumplieron con las promesas realizadas en los días previos al estreno. Se escucharon carcajadas en el patio de butacas, así como comentarios del público, interesado, intentando adivinar qué ocurriría a continuación. Un efecto provocado por los giros de la trama que da la sensación que mantuvieron la atención del respetable durante toda la obra.

Los actores, reforzados por las continuas risas y por estar muy arropados por un público entregado, no solo derrocharon energía creciéndose con el estreno, sino que recibieron un gran feedback desde el público que les hizo disfrutar sobre las tablas y sentirse muy agradecidos por recibir un gran aplauso. Un aplauso que los actores devolvieron a los presentes y dedicaron a los técnicos y personal del Revellín.

Para la Compañía de César Martín siempre es muy importante agradecer a quienes hacen posible que el teatro de Ceuta siga vivo, vigente, y sea posible continuar representándose en la ciudad.

César Martín ante la Lona de '13 y Martes' / África González
César Martín ante la Lona de '13 y Martes' / África González

Sombras

El matiz negativo que le dejó un sabor amargo a la Compañía, es que apenas se vendió la mitad del aforo - menos de la mitad, realmente - por lo que menos de 300 ceutíes pudieron disfrutar del espectáculo.

Y ya no podrá hacerlo nadie más, puesto que RTVCE no pudo grabar la función, por lo que, además de no emitirla, no quedará constancia de la representación más que en algunos artículos de medios de comunicación, que, por supuesto no contienen la obra, y en la memoria de actores y del público que pudo asistir a la representación.

Una obra que, por desgracia quedará en el olvido, a pesar de que se puede calificar como un "éxito" que disfrutó el público asistente, con las continuas carcajadas y risas que llenaron durante la tarde del sábado, el Teatro Auditorio del Revellín.

'13 y martes', muchas risas pero con regusto amargo
Comentarios