martes. 04.10.2022
JORNADAS DE HISTORIA

Las murallas de Justiniano y un misterioso óleo perdido

El Instituto de Estudios Ceutíes ha presentado en la tarde de este lunes sus Jornadas de Historia. Unas Jornadas que tendrán lugar, de modo mayoritariamente telemático, en la primera semana del próximo mes, y en las que las murallas y fortificaciones de Ceuta centrarán la temática escogida para este año

Crisis significa, si nos vamos al griego clásico, separar o decidir. En el contexto actual, el Instituto de Estudios Ceutíes parece haberse aferrado más a este significado original que a la sensación de que todo se cae a nuestro alrededor. "Ante las dificultades, es fácil venirse abajo, pero también hay oportunidades para que, curiosamente, estas puedan ser las Jornadas de Historia más seguidas desde que comenzamos". Quien así reflexiona es el decano de la sección de Historia del Instituto, Fernando Villada, que anuncia que las nuevas tecnologías servirán para salvar, en este año de la pandemia, unas Jornadas tan clásicas como imprescindibles en el panorama cultural de nuestra ciudad.

Las fortificaciones medievales en nuestra ciudad y entorno centrarán unas jornadas con conferencias exclusivamente telemáticas en su primer tramo y con la posibilidad de asistir presencialmente a un grupo reducido de personas en los dos últimos días. El encuentro tendrá lugar entre los días 5 y 9 de octubre.

 

Este año, no podía ser menos y tratándose del tema en cuestión, la aparición de restos romanos en la Puerta Califal (las ya célebres murallas de Justiniano) centrarán buena parte de las mismas. También la presencia de fortificaciones españolas en Argelia o trabajos sobre ciudades pesqueras en el Rif. Pero, en ese punto en que la historia y el misterio se dan la mano, especialmente interesante resulta la última conferencia.

Es la historia de un óleo anónimo, del que apenas se sabía nada, y que retrata (imagen de la Virgen de África incluida) el asedio de Ceuta, el más largo del que haya constancia en la historia de la humanidad. Gabriel Fernández, el descubridor no quiere "desvelar muchos detalles antes de la conferencia". Sólo deja caer que "sabemos que, de haber estado en Ceuta, lo hizo durante muy poco tiempo. Las condiciones del cuadro no invitan, precisamente, a pensar que haya estado en ambientes húmedos como pueda ser nuestra ciudad".

 

Sobre el óleo misterioso "se le pierde la pista en la Guerra Civil", y de el hay apenas una diapositiva. Para saber más sobre este asunto o sobre el resto de conferencias, "novedosas, con aspectos que hasta nosotros mismos desconocíamos" en palabras de Villada, puede inscribirse y consultar el programa pinchando AQUÍ.

Las murallas de Justiniano y un misterioso óleo perdido
Comentarios