viernes. 12.07.2024

De las centenares de imágenes que en aquellos días de mayo de 2021 se captaron en nuestra ciudad, sin duda alguna la más icónica fue la de Abdou y Luna. El senegalés, ella voluntaria de Cruz Roja: ambos, abrazándose en un momento espontáneo que dio la vuelta al mundo. El venía exhausto y preocupado por la suerte que pudieran correr sus compatriotas; ella trató de darle consuelo con un abrazo que generó, inmediatamente, ríos de tinta.

Pero al margen de la fotografía más célebre de aquellos días, la historia de Abdou prosiguió. Meses después, demandó a España ante la Unión Europea por considerar que se había producido una devolución ilegal en su caso. Pues bien, ha habido novedades en las últimas horas, y no precisamente favorables a los intereses del senegalés.

Su caso ha sido rechazado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La demanda fue tramitada por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que ha confirmado el fallo a la Agencia Efe. La coordinadora del Área Jurídica de esta entidad, Elena Muñoz, señala que el joven se encuentra "decepcionado" por esta decisión.

 El rechazo en esta instancia europea, "ante la que no se puede recurrir, cierra la puerta a otras como Naciones Unidas", explicó la abogada de CEAR, al entender el tribunal que" no hubo violación del convenio europeo de Derechos Humanos ni de una normativa europea que prohíben expulsiones colectivas de migrantes, los conocidos en España como rechazos en frontera o devoluciones en caliente". 

 El joven fue devuelto a Marruecos por las fuerzas de seguridad de España a las pocas horas de entrar a nado a Ceuta, "sin haber contado con ayuda de un abogado ni intérprete, en lo que organizaciones apoyo a migrantes, entidades como el Defensor del Pueblo en España y la comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, han considerado una práctica que vulnera derechos como el de asilo".  La imposibilidad "en la práctica" de pedir un visado, aunque exista "sobre el papel", aboca a muchos migrantes a intentar llegar a la Unión Europea por otras vías "más complicadas", advirtió Muñoz. 

 Abdou, mientras, continúa en Marruecos, a la espera de conseguir entrar en territorio nacional, explica la abogada de la CEAR.

El TEDH rechaza la demanda de Abdou, el 'icono' de la entrada masiva