domingo. 29.01.2023
HISTORIA

Los 'otros sustos' de Estados Unidos

El asalto al Capitolio durante la sesión que iba a proclamar a Joe Biden como presidente de Estados Unidos es el último capítulo en que la potencia norteamericana hace contener la respiración al resto del mundo. Pero, evidentemente, no el otro: el gigante norteamericano es de tal magnitud que acontecimientos internos hacen convulsionarse al mundo entero. Repasemos a continuación algunos de los casos ocurridos, solo, en los últimos cien años

La sensación de ver a manifestantes asaltando el Capitolio durante la investidura del nuevo presidente de los Estados Unidos parecía de auténtica película: de terror, de comedia (los disfraces eran ridículos en muchos casos) o de lo que quieran, pero no estábamos ante una serie de televisión sino ante hechos reales.

 

En cualquier caso, no es la primera vez que acontecimientos internos en los Estados Unidos acaban provocando que millones de personas en el resto del mundo acaben conteniendo la respiración. Cuando no, compartiendo algunas de las repercusiones. Repasemos cinco, solo en los últimos cien años

1) 1929. Un 'crack' bursátil y el final de los felices años 20.

 

El mundo vivía con felicidad aquellos 'locos' años 20. Sin embargo, todo cambió entre el 24 y el 29 de octubre de 1929. La bolsa de Wall Street se derrumbó, como consecuencias de préstamos sin pagar, la compra del excedente agrario y la fragilidad de los contratos laborales, entre otros factores. Como consecuencia de ello, Estados Unidos vivió una década en la que la mayor parte de la población se vio sometida a grandes penurias, y que pudo ser superada en parte gracias al "New Deal" (nuevo contrato) de la administración Roosevelt, que supuso en la práctica grandes obras públicas. Las puertas a la cooperación internacional se cerraron de golpe, en un momento de grandes tensiones debido, entre otras cosas, a los procesos de descolonización y a la emergencia de nuevas potencias. La inflación se disparó y arrastró a economías europeas: en España, por ejemplo, supuso el golpe de gracia a la dictadura de Primo de Rivera y el reinado de Alfonso XIII, pero también lastró las posibilidades de la II República, sin apenas peso en el exterior y con su entorno seriamente dañado. Hispanoamerica, uno de los grandes nichos de exportación del mundo, vio como se le cerraban de facto los principales mercados. Prestemos atención a varios países: Japón, que destinaba un tercio de sus exportaciones a Estados Unidos y Austria y Alemania, cuya inflación se disparó hasta extremos insoportables. Japón, Austria, Alemania y década de los años treinta: tal vez, el germen del horror que vendría después comenzó a inocularse aquel octubre de 1929.

2) Lucky y sus "primos de Sicilia"

 

Es, posiblemente, uno de los capítulos menos narrados y sin embargo más interesantes de la II Guerra Mundial. Las luces de Nueva York sirvieron como referente a un submarino alemán para hundir cargueros estadounidenses, siempre a una determinada altura. Alguien tuvo constancia de ello y contribuyó a la 'fiesta' mandando hundir un crucero francés y, sobre todo, divulgando que la orden la había dado el. La inteligencia norteamericana captó el sutil y sangriento mensaje: si alguien podía controlar el puerto neoyorquino era Charles "Lucky" Luciano, entonces entre rejas y considerado como el padre del crimen organizado. Desde prisión, donde penaba por todos los delitos imaginables, alcanzó un trato con el Estado del que había sido el enemigo número uno: les ayudaría a desembarcar en Sicilia. A cambio, ciertos favores para sus amigos de la isla una vez hubiera que reconstruir una Italia libre de Mussolini y licencia para instalar unos casinos con nula o baja fiscalidad en un pueblo de mala muerte de Nevada. Los "primos" o amigos eran los miembros de la Cosa Nostra y el poblachón perdido se llamaba Las Vegas. De ahí en adelante, la historia es conocida

3) Una foto desde Cuba

 

El 1 de enero de 1959, las columnas guerrilleras encabezadas por Fidel Castro y Ernesto "Che" Guevara entraban en La Habana. Fulgencio Batista, en teoría presidente pero en la práctica administrador de Estados Unidos en la isla, huye del país y aquellos guerrilleros se ponen al frente del mismo. Tras unos meses de calculada ambigüedad por ambas partes, un vuelo de reconocimiento aéreo detecta, en mayo de 1963,  una serie de misiles soviéticos frente a las costas de Florida. Trece días que hicieron contener la respiración al mundo, hasta que ante la posibilidad de una guerra nuclear, EEUU y URSS alcanzan un acuerdo que permite el desmantelamiento de los misiles. Los dos presidentes, el norteamericano John Kennedy y el soviético Nikita Kruscheff no durarían mucho desde entonces. Un año después de la crisis, el primero había sido asesinado y el segundo separado de su cargo

 

4) NO era un anuncio: caen las Torres Gemelas y el pentágono

 

Dejamos para el final los dos momentos que, sin duda, han marcado este siglo XXI que ya enfila hacia el primer cuarto de siglo de vida. Del primero de ellos se cumplirán veinte años el próximo once de septiembre: fue en 2001 cuando ciudadanos de todo el mundo creyeron estar viendo un anuncio de una película cuando las televisiones conectaban para ofrecer imágenes de un espectacular accidente de aviación. Pero no: un avión comercial no se había estrellado contra una de las Torres Gemelas por casualidad. Minutos después, la otra torre. Y el Pentágono. Y el espacio aéreo americano, cerrado, salvo para un avión: el Air Force One en el que era trasladado un desnortado George W. Bush a sitio seguro. Comenzaba después la caza al hombre más intensa que se recuerda, la de Osama Bin Laden. Con un puñado de guerras colaterales que todos conocemos bien...

5) El mundo tenía pies de barro

 

Cuentan algunas teorías que aquello de las estafas piramidales viene de la época de los templarios, a los que se atribuye también la invención del dinero negro. Pero una mañana de 2007, dos empresas -Lehman Brothers y Fanny Mae- se desplomaban en la bolsa. El mundo descubrió una pesadilla llamada activos tóxicos. Las economías globales, cada vez más interconectadas, comenzaron a desplomarse como un castillo de naipes. Los bancos se quedaron sin dinero y millones de personas en todo el mundo perdieron su empleo y la confianza en un sistema que se había revelado lento e ineficaz a la hora de prevenir crisis como aquellas. La mayor de la historia, desde el punto de vista financiero, hasta que un señor comió un murciélago a las afueras de Wuhan (China). Pero esa es otra historia. Sin final conocido...

 

 

Los 'otros sustos' de Estados Unidos
Comentarios