lunes. 05.12.2022
TRANSPORTE

Máxima incertidumbre sobre el futuro del servicio de autobuses

El retraso en la elaboración del pliego de condiciones del Servicio de Transporte Público está generando una gran incertidumbre entre accionistas y empleados de la actual concesionaria, "Hadú-Almadraba". Así lo confirman a Ceuta Televisión varias fuentes relacionadas con esta empresa, que señalan también que este pliego llega en un momento "delicado" para las cuentas de la propia empresa, debido sobre todo a las pérdidas ocasionadas en la Línea 7, que comunica el centro con la frontera, debido a la situación de El Tarajal

Pese a que la concesión del Servicio Público de Transporte caducase el pasado mes de septiembre y que este servicio se prorrogase automáticamente, la incertidumbre sigue condicionando el funcionamiento de la Empresa "Hadú-Almadraba", histórica adjudicataria de dicho servicio. Y es que el pliego de condiciones aún no ha sido dado a conocer por la Ciudad Autónoma, pese a que hace casi dos meses que acabara dicha concesión.

 

Ello no garantiza, precisamente, que la histórica concesionaria vaya a continuar. No solo la posibilidad de incluir nuevas líneas y vehículos eléctricos -el coste de uno de estos duplica al de uno de los actuales-, sino que llega en un momento en que la situación es "delicada" en cuanto a la línea más rentable de cuantas operan actualmente: la número 7, es decir, la de la frontera.

 

Con las ganancias de esta línea "se iban compensando otras que son una pérdida constante", coinciden varias personas "pero las restricciones al paso hacia Ceuta que estamos viviendo en los últimos años ha hecho bajar considerablemente los ingresos en la número 7", por lo que "la situación se complica". Igualmente, "el cierre de Benzú ha aminorado bastante los beneficios en esta línea, ya que el colectivo de personas que cruzaban dicho paso eran usuarias de la línea de autobuses", por lo que el nuevo concurso llega "en el peor momento", aclaran.

 

Dichas fuentes recuerdan que "el actual contrato data de 1994", una época en la que "Ceuta era totalmente diferente: no había tantas retenciones en la frontera y encima había miles de personas haciendo cada año el Servicio Militar, algo que obviamente ya no tenemos", lo que hacía rentables prácticamente todas las líneas de la ciudad. Algo en el extremo opuesto a la actual situación.

 

Del pliego de condiciones "no se sabe nada aún, pero con lo que vamos conociendo no es seguro que volvamos a presentarnos", se advierte desde una empresa con más de 75 años de historia y casi 100 trabajadores a su cargo.

Máxima incertidumbre sobre el futuro del servicio de autobuses
Comentarios