jueves. 08.12.2022
SENTENCIA SUPREMO

Melilla aún no ha terminado de reestructurar su Gobierno tras la sentencia del Supremo

La sentencia del Supremo que indicaba que solo pueden ser consejeros o viceconsejeros de las Ciudades Autónomas los cargos electos provocaba un tsunami que arrastraba no solo al Gobierno de nuestra ciudad, sino también al de la ciudad hermana de Melilla. Pero mientras en Ceuta las aguas parecen volver a su cauce tras el anuncio de reestructuración del Gobierno de este viernes, en Melilla aún bajan embravecidas en la negociación, eso sí, con ánimo de entendimiento.

Cuando la sentencia del Supremo sobre el nombramiento como viceconsejera de Adelaida Álvarez se hacía pública, pocos podían preveer en Melilla el tsunami que se ele venía encima a su Gobierno. Un terremoto con epicentro en Ceuta pero cuyas consencuencias iban a hacer temblar los cimientos de un Ejecutivo de Coalición con apenas unos meses de vida: el de Melilla.

 

La visión del Supremo que indica que de acuerdo a las leyes los consejeros y viceconsejeros de las Ciudades Autónomas deben ser seleccionados entre los cargos electos, llevaba al cese tanto en Ceuta como en Melilla de todos aquellos que no cumplían con ese requisito, pero mientras que en nuestra ciudad el Ejecutivo quedaba prácticamente reestructurado este viernes, a falta de la exposición pública de los cuatro asesores delegados, en Melilla siguen negociando.

 

Una negociación a tres bandas entre Coalición por Melilla, PSOE y Ciudadanos tras cesar a seis miembros no electos, tres consejeros y tres viceconsejeros, y que se encuentra a falta de algunos flecos aunque con “ánimo de entendimiento”, tal y como señala el diario 'Melilla Hoy'.

 

La propia vicepresidenta primera de la Asamblea, la diputada de CPM, Dunia Almansouri, señalaba en declaraciones a la prensa que es muy probable que la negociación de esta reestructuración de Gobierno obligada pueda estar cerrada en los primeros días de la próxima semana, entre el lunes y el martes, casi 15 días después de que los ceses de los no electos se hicieran efectivos y una semana después del inicio de las negociaciones.

 

Para llevar a cabo la reestructuración, explicaba la vicepresidenta de la Asamblea, se ha creado una Comisión Negociadora en la que están presentes los tres grupos parlamentarios que forman parte del Ejecutivo. Un Ejecutivo, insistía, que “sigue adelante”. Igualmente Almansouri señalaba que las competencias que tenía cada grupo “se mantienen intactas” por lo que solo queda por decidir como se reparten aquellas en las que su responsable ha sido cesado sin poder ser repuesto por un miembro del mismo grupo, es decir, Presidencia y Hacienda, las dos que estaban en manos de Ciudadanos que solo cuenta con un diputado electo y es el presidente de la Ciudad, Eduardo De Castro.

 

Melilla aún no ha terminado de reestructurar su Gobierno tras la sentencia del Supremo
Comentarios