viernes. 30.09.2022
PLENO ASAMBLEA

PP, PSOE y VOX sacan adelante la segunda modificación de crédito del año

Los votos de PP, PSOE y VOX han servido para sacar adelante la segunda modificación de crédito del año, en una votación que ha contado con la abstención de la diputada no adscrita María del Carmen Vázquez y el voto en contra de Caballas y MDyC. Ha sido una sesión, no obstante, que ha tenido también algunas dosis de polémica, sobre todo porque los partidos que votaron en contra argumentaron una mayor falta de compromiso social por parte del Ejecutivo

Los votos favorables de PP, PSOE y VOX han servido para sacar adelante el segundo expediente de modificación de créditos del año. En esta ocasión, no hubo unanimidad ante la abstención de la diputada no adscrita, María del Carmen Vázquez y el voto en contra de los diputados del Movimiento por la Dignidad y la Ciudadanía y Caballas. Este expediente, recordemos y según avanzó la consejera de Economía, Kissy Chandiramani, hace justo una semana tiene un importe de 37,1 millones de euros.

 

Precisamente, fue la consejera la encargada de defender la postura del Gobierno, basándose en tres premisas "lucha sanitaria, social y económica" contra la pandemia. En esta modificación de crédito iba incluida, también, un nuevo incremento del Plan Ceuta Resiste y no se ha incluido el dinero presupuestado en principio para ayudar a los trabajadores afectados por los ERTES ante el nuevo escenario abierto tras la aprobación de la ampliación de los mismos por parte del Consejo de Ministros.

Este fue uno de los principales reproches de los partidos que votaron en contra, el poco "carácter social", en palabras de sus portavoces, Fatima Hamed y Mohamed Alí. Un matiz social al que si le quiere dar más impulso en el período de alegaciones el PSOE, según anunció su portavoz, Manuel Hernández.

Durante el debate, además, no faltaron reproches entre Gobierno y oposición por cuestiones como el pago de sentencias condenatorias. En más de una ocasión, el diputado de Caballas recalcó que 1,8 millones eran para pagar a URBASER, y reiteró lo ya dicho en la jornada de ayer: el Gobierno destina muchos recursos (TRACE,  Plan de Empleo, Brigadas Verdes, Colaboración Social) a la limpieza, "señal de que algo se está haciendo mal". Sin embargo, Chandiramani apeló a que la compañía demandante pedía doce millones de euros y la cantidad total se reducía a la expresada. Alí recalcó que los servicios jurídicos de la Ciudad están "achicharrados" y pidió más recursos a ese Negociado municipal. Algo que negó la consejera Chandiramani.

 

También la lucha contra la brecha digital salió a relucir. El consejero del área, Carlos Rontomé, señaló que la Ciudad aportaba un millón de euros sin tener competencias, prácticamente el doble de lo que habría exigido el Ministerio a Ceuta en el caso de ser posible. Es decir, "el Ministerio no nos lo pide, pero ponemos 1.000.000 euros", dijo en respuesta a Fatima Hamed. 7

 

 

Otra de las polémicas fue el origen del dinero. Alí recalcó que se trata de "dinero de Europa", mientras Chandiramani recalcó que "el dinero es de Ceuta, y nosotros lo destinamos a estas cuestiones". El diputado de Caballas, en otro orden de cosas, advirtió que "hablamos mucho del gasto generado por los marroquíes, y resulta que se están contratando gracias a esto a ceutíes. Sin embargo, nadie dice nada de los 'colonos' que vienen a coger el Plus de Residencia y no implicarse en esta Ciudad". Nuevamente, Juan Vivas volvió a pedir a Alí que retirase el término.

Y la compra de las mascarillas por 400.000 euros volvió a salir a relucir. En este sentido, Fatima Hamed no descartó acudir a los tribunales, mientras que el propio presidente de la Cudad afirmó que "no se ha malversado un solo euro de los ceutíes, y si hay que depurar responsabilidades, se hará. Sin embargo, esto está basado en informes de funcionarios, y yo asumo la responsabilidad".

 

Por otra parte, y en relación al turismo y al Plan Ceuta Resiste, todas las partes coincidieron en la necesidad de ayudar al comercio ceutí ante la complicada situación por la que atraviesa económicamente la ciudad tras la pandemia y el cierre fronterizo. En relación a la contratación de un touroperador, también hubo cierto consenso en la necesidad de darle un impulso al sector.

VOX apoyó la propuesta, lamentando la situación de esas "pobres personas" a las que ha tenido que atender el Gobierno -en relación a los marroquíes- y el PSOE puso en valor las inversiones destinadas por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, anunciando alguna alegación durante el periodo de exposición pública.

PP, PSOE y VOX sacan adelante la segunda modificación de crédito del año
Comentarios