miércoles. 31.05.2023
CORONAVIRUS

Alzheimer y confinamiento: una complicada mezcla

El confinamiento es duro para toda la población, pero puede serlo aún más si se tiene a cargo una persona sdependiente o con una enfermedad degenerativa. Es el testimonio que nos ofrecen desde la Asociación de Familiares de Alzheimer, donde lamentan que algunas personas puedan empezar a retroceder en algunos casos de personas a las que el COVID ha cambiado la rutina

El confinamiento nos ha cambiado a todos la vida, en mayor o menor medida. Pero hay colectivos en los que esta situación les influye más directamente que a otros. Por ejemplo, al colectivo de enfermos de Alzheimer.

 

Fuentes de la Asociación de Familiares de Alzheimer explican a Ceuta Televisión que todo el trabajo se centra "en los domicilios de los usuarios". Sin embargo, indican que "pese a que la asistencia se está prestando con total normalidad", en función de determinados estadios de la enfermedad este confinamiento puede influirles negativamente. "Son personas a las que la rutina influye mucho y ayuda bastante, por lo que dejar de salir de vestirse, salir de casa, ir al centro de día, les está suponiendo un retroceso conforme a su estado anterior a la pandemia".

 

Señalan también que "hay algunas familias que han  preferido evitar cualquier contacto en estos días" con el exterior, por lo que "estamos trabajando con ellos a través de videoconferencia para darles pautas y resolverles dudas".

 

También quieren hacer hincapié en que "algunos familiares de usuarios nos han pedido un certificado acreditando tener que cuidar de personas con Alzheimer" después de que "les parara la Policía Local" identificándoles durante estos días de confinamiento.

Alzheimer y confinamiento: una complicada mezcla
Comentarios