miércoles. 17.07.2024

Dos ceutíes, una madre y su hija, se encuentran entre las víctimas mortales de una explosión en Amberes (Bélgica). Ambas se habían trasladado a la ciudad portuaria en fechas recientes, buscando nuevos horizontes, cuanto la muerte les ha sorprendido de la peor manera.
 

Según las primeras informaciones, un escape de butano está en el origen de la brutal deflagración, que derrumbó el edificio en el que vivían tanto la madre como la hija. De momento, hay cuatro personas muertas y parece descartarse que hayan fallecido más. El lugar de los hechos ha sido visitado hoy por el rey belga, Felipe, en compañía de varios miembros del Gobierno del país noreuropeo.

El caso es que ambas estaban en Amberes por varios motivos. Primero, porque ahí residen la madre y abuela, a la que querían cuidar, y una hermana y tía, que ha confirmado la mala noticia a la prensa belga. Su peor temor: el momento de confesarle a una abuela que han perdido a su nieta.

Una nieta que, además, tiene Síndrome de Down. De hecho, había sido usuaria de la entidad de Ceuta hasta hace algunos meses, momento en que partió junto a su madre a Amberes en busca, quizá, de un mayor y mejor campo de acción para la pequeña. La explosión tuvo lugar en la noche de ayer, trabajando los bomberos durante toda la madrugada para tratar de recuperar los cadáveres. Hay, además, otras tres personas heridas graves y se busca a una quinta persona.

Los hechos han tenido lugar en la localidad de Hoboken, una 'ciudad dormitorio' de Amberes, una de las principales ciudades belgas. De momento, como decimos, los servicios de emergencia desplegados sobre la zona contemplan una explosión de gas como una de las opciones más probables de origen de esta explosión que se ha llevado por delante a Fawda y Mina: dos ceutíes que buscaron una vida mejor y encontraron, por desgracia, la muerte.

Una muerte que no ha pasado inadvertida en la Ciudad. El presidente, Juan Vivas, remitió unas palabras de condolencia a los familiares "en nombre de todos los ceutíes".

Dos ceutíes, entre las víctimas mortales de una explosión en Amberes