viernes. 02.12.2022
CORONAVIRUS

Denuncia ciudadana: dos veces confinada por contacto estrecho y sin prueba por no tener síntomas

La gestión de la pandemia en la ciudad sigue generando críticas y denuncias por parte de la ciudadanía que no entiende cómo durante semanas no se han hecho pruebas a contactos directos de positivos por ser asintomáticos o que no se realicen pruebas de salida a los contagiados que certifiquen que no existe presencia del virus en su organismo. Una situación que genera incertidumbre y preocupación entre los enfermos y sus contactos, que temen las repercusiones de este tipo de acciones por parte de las autoridades sanitarias.

Este lunes se ha puesto en marcha el Punto COVID que realiza pruebas a los contactos asintomáticos de positivos por coronavirus, una medida que llega tarde para muchos ciudadanos que han visto como tras ser contactos directos de un contagiado, nadie ha certificado si han pasado la enfermedad o han podido contagiar a otras personas por ser asintomáticas.

 

Así lo ha denunciado en las últimas horas una docente a Ceuta Televisión que ha explicado que ha tenido que someterse al confinamiendo en dos ocasiones sin que la actitud por parte de las autoridades sanitarias le haya dotado de la seguridad necesaria sobre la posibilidad de su contagio.

 

La misma ha explicado que en la primera de las ocasiones era su pareja la que daba positivo por coronavirus, después de que uno de sus compañeros de trabajo comenzara a encontrarse mal. En aquel momento, y a pesar de que convivían en la misma casa, al no presentar ningún síntoma las autoridades sanitarias no consideraron oportuno realizarle la prueba, todo ello a pesar de que apenas 24 horas antes de que se confirmara el positivo de su pareja, había dado clase a 3 grupos en dos turnos, es decir, a 90 menores.

 

La segunda sorpresa llegaba cuando 10 días después y tras cumplirse el plazo establecido de cuarentena, sin realizarle PCR de salida, tal y como les contábamos la pasada semana, las autoridades sanitarias confirmaban a su pareja el alta epidemiológica, es decir, le consideraban como curado. Al tratarse de un funcionario perteneciente a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, antes de reincorporarse al servicio se le realizaba un test serológico, en el mismo quedaba de manifiesto no solo que seguía siendo positivo, sino también que su carga viral era muy elevada. En ese momento y ante la preocupación por estar en contacto con niños, esta docente se realizaba un test de antígenos, dando negativo, pero la preocupación permanecía.

 

Apenas unos días después, esta maestra ha vuelto a verse confinada, en este caso por el positivo de un alumno y, de nuevo, nadie se ha puesto en contacto con ella para hacerle la prueba por ser asintomática. Una situación que no puede comprender, porque a final de esta semana tendrá que reincorporarse y volver a estar en contacto con alumnos sin que nadie haya certificado que no ha sido contagiada. Y es que, insiste, ¿quién le garantiza que no es portadora de la enfermedad siendo asintomática? Insiste, además, en una de las afirmaciones que pone en cuestión la realización de test de antígenos a los asintomáticos, y que pasa porque no son efectivos ante una carga viral baja.

 

Una situación que nos cuenta esta docente pero a la que se enfrentan otros muchos en esta ciudad. Así, explica, muchos de sus compañeros han optado en las últimas semanas por pagarse las pruebas de su bolsillo para quedarse tranquilos antes de retomar su actividad, una situación, ha insistido, que no debería ni plantearse.

Denuncia ciudadana: dos veces confinada por contacto estrecho y sin prueba por no tener...
Comentarios