lunes. 05.12.2022
SUCESOS

Desmantelado un laboratorio de falsificación documental internacional en la provincia de Málaga

En los registros realizados se ha hallado, además de múltiples máquinas y útiles para la falsificación documental, una máscara facial que podría haber sido usada por el responsable del entramado para burlar los controles biométricos de los puestos fronterizos y no ser detectado en su huida a España

Policía nacional / Archivo

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Policía de Letonia y Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, han desmantelado en la provincia de Málaga un sofisticado laboratorio que, presuntamente, se dedicaba a la fabricación de documentos falsos y a su posterior distribución por todo el mundo. Ubicado en un domicilio del municipio de Benalmádena, el laboratorio contaba con las máquinas y útiles necesarios para elaborar todo tipo de documentos de identidad y de viaje falsos. El responsable de ese laboratorio, uno de los dos detenidos en la operación, había sido arrestado con anterioridad en su país de origen, Letonia, por liderar una organización criminal dedicada a la misma actividad ilícita. Además, contaba con una Orden Europea de Detención y había logrado asentarse en España. Durante uno de los tres registros realizados se ha hallado, entre otros muchos objetos, una máscara facial de gran realismo que podría haber sido usada por este individuo para burlar los controles biométricos de los puestos fronterizos y llegar hasta España sin ser detectado.

La investigación que ha sacado a la luz estos hechos dio comienzo durante el pasado mes de junio, cuando la Policía Nacional recibió una información procedente de las autoridades policiales de Letonia que alertaba sobre la presencia en España del líder de una organización criminal dedicada a la fabricación y distribución de todo tipo de documentos de identidad y de viaje. 

A partir de esa información, y después de múltiples pesquisas realizadas, los agentes pudieron confirmar la presencia en España del líder de esa organización, que tras ser arrestado en Letonia, había logrado huir de la justicia de ese país y se había asentado en Benalmádena.  Aquí, con el apoyo logístico de al menos dos personas, continuaba con las mismas actividades de elaboración y distribución de documentos de identidad falsos por las que había sido arrestado en su país, recibiendo para ello precursores, útiles y materiales aptos para la falsificación de documentos, así como importantes cantidades de dinero.

En este sentido, y en colaboración con el Servicio de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, los agentes pudieron interceptar un paquete en el que el investigado remitía a Francia una carta de identidad de un tercer país europeo falsificada, hecho que confirmaba que este individuo continuaba con la misma actividad delictiva en nuestro país.

Una máscara y 25 identidades

El responsable del entramado era extremadamente cauteloso y adoptaba múltiples medidas de seguridad. Así, se ha podido acreditar que llegó a usar más de 25 identidades diferentes amparadas por documentos de identidad falsos elaborados por él mismo, y se cree que la máscara facial de gran realismo hallada en los registros podría haber sido usada por el detenido para  viajar desde Letonia hasta España sin ser detectado.

En el marco de la operación policial se ha llevado a cabo la entrada y registro en dos domicilios y un trastero de la localidad malagueña de Benalmádena, en los que, además de la máscara mencionada, se ha intervenido numerosas máquinas y útiles destinados a la falsificación de documentos, 10.150 euros en efectivo y 86 documentos de identidad falsos, varios de ellos con la fotografía del investigado con diferentes nombres y nacionalidades. Todos estos documentos han sido verificados como falsos por la Oficina Central de Operativa Documental de la Policía Nacional.

Punto Atenas

El empleo de documentos falsos de identidad, de viaje y de conducir es un vector de facilitación esencial de las actividades ligadas a la inmigración irregular. Por ello, y como estrategia para reducir este fenómeno, la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional ha creado el denominado “Punto Atenas” con carácter de Oficina Central de Operativa de Documentos Extranjeros, que actúa como "call center" para la realización de consultas rápidas por parte de cualquier cuerpo policial que realice sus funciones en territorio nacional, y que en el curso de sus actuaciones, detecte documentos con indicios de falsificación o de dudosa autenticidad.

Desmantelado un laboratorio de falsificación documental internacional en la provincia...
Comentarios