sábado. 03.12.2022
HISTORIA

Josefina Martínez: "España no fue tan mal colonizador como se cree"

El Instituto Tecnológico El Ángulo alberga desde esta tarde unas jornadas organizadas por la UNED sobre la política económica, social y cultural en el Protectorado español desde 1922. Unas jornadas cuya coordinadora, Josefina Martínez Álvarez,considera de "sumo interés" ante el desconocimiento que sigue habiendo en torno al Protectorado.

Josefina Martínez, directora de las jornadas/  Juanjo Coronado
Josefina Martínez, directora de las jornadas/ Juanjo Coronado

Hace un siglo, un trauma recorría España de arriba abajo. Una herida colectiva, uno de esos hechos que marcan a una generación: Annual. El desastre de las tropas españolas no fue solo una derrota militar más, sino una humillación como consecuencia posiblemente de una mala planificación, de rencillas entre generales y, sobre todo, una cifra espeluznante: 10.000 fallecidos. Prácticamente no hubo un lugar, por grande o pequeño que fuere en aquella España aislada de un mundo frenético, en el que no hubiera que lamentar un muerto, un herido. Una tragedia nacional en toda la extensión de la palabra.

Annual y el Protectorado siguen siendo objeto de estudio, de análisis, de debate. Como las jornadas que, auspiciadas por la UNED, comienzan este martes en el Salón de Actos del Instituto El Ángulo. La directora de las jornadas, Josefina Martínezz, no elude la respuesta sobre si la elección de 1922 como punto de partida tiene más que ver con la catástrofe que con el centenario de aquel año: "1922 es momento en que se pacifica ya y todas las cabilas del norte de Marruecos aceptan la tutela del Reino de Marruecos entre España y Francia. Se pone en marcha lo acordado: organizar la educación, las bellas artes, la medicina".

No es una época fácil. España se ha quedado oficialmente en territorio neutro en la I Guerra Mundial -aunque nuestro país fue un hervidero de espías tanto en esa contienda como en la que comenzaría apenas tres lustros más tarde-, y nuestro país tiene sus propios problemas internos. "Es una época muy difícil para España y para todo el mundo. La I Guerra Mundial ha hecho estragos. No hay excedentes para otra cosa que no sea para ocuparse de la propia España. Luego, la II Guerra Mundial viene a interferir en el desarollo del Protectorado, en alcanzar los objetivos planteados". Para que nos hagamos una idea de la importancia de aquel año en el devenir de la historia: es en 1922 cuando un austríaco llamado Adolf Hitler comienza a tener cierta popularidad por sus encendidos discursos en cervecerías berlinesas...

¿Es posible, pues, concluir que sin las consecuencias del Desastre de Annual, probablemente no hubiera habido Guerra Civil "Los investigadores lo llamamos un "contrafactual", es muy difícil saberse. Es cierto que a los diez meses de Annual las aguas ya  habían vuelto a su cauce. No creo que hubiera cambiado mucho. Hay otra serie de factores que si desencadenan la Guerra Civil". Pero el caldo de cultivo, estaba ahí.

Sin embargo, y pese a las dificultades "surgen una pintura muy brillante y emblemática, se urbaniza, unas ciudades que empiezan a florecer, hay escuelas, hay hospitales. España cumplió en parte su papel".

Llegamos, pues, a la frase que hemos elegido como titular. ¿Hemos sido los españoles, históricamente, mejores colonizadores y tuteladores de lo que nosotros mismos creemos, en consonancia con autores como Roca Barea?. "Tiene sus luces y sombras llegar a un país que está descompuesto, y el compromiso te obliga a formar una sociedad occidentalizada. Era una época humanística: Occidente trasladaba al resto del mundo sus creencias y forma de vida, porque si consideraba al hombre como eje fundamental de sus políticas, lo correcto era que trasladase sus propuestas a los países a los que llegaba". Aquello de no juzgar la historia con los ojos de hoy...

Josefina Martínez: "España no fue tan mal colonizador como se cree"
Comentarios