miércoles. 07.12.2022
POLICIA LOCAL

La ONCE dedica su cupón de este lunes a las mujeres de la Policía Local

El cupón de la ONCE de este lunes, 16 de noviembre ha estado dedicado a la incorporación de la mujer a la Policía Local. Un hito histórico que se produjo por primera vez en Córdoba, hace 50 años. En Ceuta, se han cumplido 45 años, y la Asociación San Urbano ha aprovechado la ocasión para felicitar a todas las integrantes del cuerpo, desde la primera promoción de aquel año 1.975 hasta la actualidad.

Con un cupo dedicado, la ONCE ha querido rendir homenaje, este 16 de noviembre, a todas las mujeres de las policías locales de España, que desde hace 50 años sirven en sus respectivos cuerpos.

 

La incorporación de la mujer a la policía local se produjo por primera vez en Córdoba, y como todo proceso de cambio estuvo sujeto a una gran polémica, y supuso grandes dificultades a aquellas pioneras que lucharon para abrir camino hacia normalizar una situación que, hoy día es cotidiana.

 

Las dos primeras agentes en España fueron las hermanas Dolores y Delfina Tapia, que accedieron a sus plazas en la Policía Local de Córdoba en el año 1970 junto a Paqui Serrano, Loli Romero, Begoña Quiroga, María Ángeles Blanco, Paqui Osuna, María del Carmen Jiménez, Manoli Rodríguez y Ana Vega.

 

El Ayuntamiento de Córdoba galardonó con la Medalla de Oro de la ciudad los 50 años de la incorporación de la mujer a la Policía Local de Córdoba, un ejemplo en materia de igualdad.

En Ceuta, tardó un poco más, pero llegó en el año 1.975 solo cinco años más tarde, por lo que se han cumplido 45 años de aquel momento. La Asociación San Urbano nos ha facilitado una fotografía de aquella primera promoción, en la que Pilar Martín Vilches, Maricarmen Godino, María Teresa Vidal, Rafaela Muñoz Velasco, Pilar Ugarte y Paqui García, aparecen formadas y preparadas como las primeras mujeres de la policía local de Ceuta.

 

San Urbano ha querido felicitar a ellas y todas las que llegaron después esta ocasión y agradecer su servicio.

 

Entre los documentos necesarios, una vez superadas las pruebas teóricas y físicas, estaban una “certificación de buena conducta expedido por la Alcaldía respectiva” Y autorización paterna o de la persona a quien correspondiera la tutela legal en el caso de que la aspirante con cumpliera con la mayoría legal de edad, que estaba establecida en 21 años.

 

Su primera asignación fue dirigir el tráfico, y aunque los uniformes les hicieron sentirse más un adorno, poco a poco fueron conquistando los prejuicios, rompiendo barreras y ganándose el respeto y el apoyo de los compañeros, en un camino que lleva hasta hoy día, y que no se detiene, en la lucha constante por la igualdad.

La ONCE dedica su cupón de este lunes a las mujeres de la Policía Local
Comentarios