jueves. 01.12.2022
TRATAMIENTO

Maher: el 'milagro' de las redes sociales

Una campaña viral en las últimas horas ha llegado, de teléfono en teléfono, a cientos de personas tanto en Ceuta como en otros puntos de España: la necesidad de que el pequeño Maher, de ocho años, fuese tratado con un tratamiento innovador en un hospital catalán contra la leucemia que padece. Las buenas noticias comienzan a llegar: al mediodía de este sábado, se ha conocido que el pequeño recibe el visto bueno.
Portada del vídeo en Instagram elaborado por la familia de Maher
Portada del vídeo en Instagram elaborado por la familia de Maher

Se llama Maher, reside en la localidad barcelonesa de Olesa de Montserrat y tiene ocho años de edad. Sin embargo, la vida de este hijo de ceutíes no está siendo fácil. Hace unos años, le diagnosticaron una leucemia de la que parecía haberse recuperado. Sin embargo, un nuevo mazazo llegó a su madre hace unos meses: la enfermedad se había reproducido de nuevo.

¿La solución?. Un tratamiento con células CART: un sistema por el cual se 'rediseñan' las células que genera el propio organismo para combatir el cáncer. Problema: al ser un tratamiento muy específico, se necesitaba la autorización ministerial.

La madre de Maher no dudaron, lógicamente, en mover cielo y tierra para conseguir el visto bueno. Y aquí es donde entra en juego el (buen) uso de las redes sociales: un vídeo en Instagram, en el que se puede ver al chico haciendo alguna travesura y pasando momentos entrañables en la Ceuta de sus ancestros, unas cuantas etiquetas en Twitter -a medios de comunicación y a la ministra Carolina Darias- y unos cuantos 'likes' y retweets.

Nos gustaría pensar que la presión de las redes no ha tenido nada que ver, y que han pesado antes criterios sanitarios que de popularidad a la hora de algo tan importante como es, simplemente, salvar la vida de un niño. Pero el arriba firmante logra contactar tras varios intentos con la madre del pequeño a primera hora de la tarde de este sábado. "Gracias -nos dice amablemente- pero ya lo hemos conseguido. Nos acaban de llamar del hospital de Sant Joan de Deu para decir que tenemos el tratamiento autorizado".

Meriem no puede disimular la emoción ni el agradecimiento "a tantas y tantas personas que han difundido o compartido; ha sido increible", mientras cuenta con ternura alguna travesura de su hijo y elabora un segundo vídeo, ahora de agradecimiento. . Cerramos esta historia con una frase de la propia madre: "al final, resulta que todo en las redes sociales no va a ser malo. También tiene cosas maravillosas". Touché.

Maher: el 'milagro' de las redes sociales
Comentarios