miércoles. 07.12.2022
SOCIEDAD

Y el gato no estaba en la palmera...

Punto y final a la historia del gato de la Plaza de España. El animal no se encontraba, esta mañana, encima de la palmera desde la que se ha convertido en protagonista de la actualidad de Ceuta. El gato ha aprovechado la poda de la palmera para huir y zafarse. Algo que no deja un mal sabor de boca a la Protectora de Animales: desde esta entidad confian en que el animal encuentre, más pronto que tarde, un hogar

El principal atractivo de los gatos es, sin duda, su arrolladora personalidad: se trata de animales que siempre acaban haciendo lo que les place, y su facilidad para zafarse de la 'autoridad' humana es a prueba de bombas. Partiendo de esta base, era previsible que la historia del gato de la Plaza de España tuviese el final que ha tenido: el animal aprovechó alguna ocasión para escabullirse y hacer cosas de gatos callejeros. A esta hora, estará buscando un contenedor, el motor de un coche o los alrededores de algún restaurante, sin saber que ha supuesto un verdadero quebradero de cabeza para varias personas en los últimos días.

 

A pesar de la jaula trampa, a pesar de que la Protectora de Animales ha volcado todos sus esfuerzos... el gato no estaba en la palmera. El animal "ha debido aprovechar cualquier momento por la noche para escaparse, aprovechando que la palmera había sido podada por completo y eso le facilitaba la bajada", explican desde la Protectora a Ceuta Televisión.

 

Pese a todo, la sensación en la Protectora no es "de tristeza, puesto que ahora se encontrará en algún sitio más apto para gatos", cuentan "y confiamos en que pueda ser, tal vez, encontrado y adoptado por alguna familia". Se destaca también la preocupación por la suerte del animal; tal vez, haciendo buena aquella frase de que el grado de civismo de una sociedad se mide por el del cuidado a animales. Aunque este, como buen gato, haya acabado haciendo lo que de la real gana.

Y el gato no estaba en la palmera...
Comentarios