jueves. 08.12.2022

A estas alturas...

El cuarto pasajero
Dirección: Álex de la Iglesia. Año: 2022. País: España. Duración: 99 min. Género: Comedia. Road movie. Intérpretes: Alberto San Juan, Blanca Suárez, Ernesto Alterio, Rubén Cortada, Carlos Areces, Enrique Villén, Jaime Ordóñez, Gorka Aguinagalde, Carolo Ruiz, María Jesús Hoyos, Josep Maria Riera. Guion: Jorge Guerricaechevarría, Álex de la Iglesia. Música: Roque Baños. Fotografía: Rita Noriega Productora: Pokeepsie Films, Telecinco Cinema, Mediaset España, Movistar Plus+. Estreno en España: 28 noviembre 2022.
 

El cuarto pasajero
El cuarto pasajero

Álex de la Iglesia es un cinéfilo consumado y no vamos a descubrir en esta etapa de su carrera el talento natural que atesora para hacer cine. Domina el lenguaje y sabe rodearse, aunque sea por prestigio y experiencia, de un gran equipo técnico (por cierto, casi idéntico en nombres que el de la última película de Santiago Segura, otro que no tiene un pelo de tonto). Eso sí, su estilo, cosas de esa misma experiencia, para bien y para mal, no va a cambiar, es el que es, y el tono alocado, bestia y ácido sazona sus proyectos de igual manera que sus finales entregados al despiporre deslucen las historias sacando de ambiente al personal. Y el caso es que ya se lo espera uno desde antes de comenzar, pero cae él en sus “defectillos de forma” y caemos los espectadores por vernos superados por enésima vez ante el exceso, desaforado hasta para ser exceso.
El cuarto pasajero contentará a los que se vieron gratamente sorprendidos por El día de la bestia, hablando de Santiago Segura, y no se han hartado de idéntico producto con Balada triste de trompeta, Las brujas de Zugarramurdi, El bar o Perfectos desconocidos, entre otras.
La excusa para la bacanal de desenfreno en este caso es la de un tipo interpretado por Alberto San Juan, un cincuentón divorciado de economía precaria, un looser, que dirían en yankilandia, que comparte su coche para aligerar gastos y airea un poco su vida plana enamorándose de una acompañante de viaje habitual (Blanca Suárez), a la que quiere confesar sus sentimientos. Pero esta vez se unen a la expedición dos tipos peculiares (Ernesto Alterio, esta vez la estrella de la cinta por su buen hacer en la comedia y por tener el papel más lucido, y Rubén Cortada, que recordarán por ser el actor cubano que dio vida al árabe mafioso de la serie El Príncipe, cosas de la televisión); ninguno de los dos permitirá que el viaje resulte lo plácido que el conductor pretendería…
Camino al delirio final, de la Iglesia plantea una aventura de carretera en la que los protagonistas y sus secretillos se van conociendo a la vez entre ellos que con quien esté viendo la película, y va dibujando situaciones absurdas, ridículas (en el buen sentido unas veces y en el malo otras), en claro tono de comedia negra que apuesta por trazar bien y sin prisa a unos personajes cuyas relaciones interpersonales llevarán el peso de la producción, como mandan los cánones.
“Indiferencia” o “mesura” nunca han sido palabras que califiquen el cine de este realizador, y a estas alturas de su película vital y profesional, no vamos a pedir precisamente otra cosa en sus propuestas. Además, hace bien siendo fiel a su estilo, puesto que difícilmente cambiando va a obtener mejores resultados. Lo más probable sería que decepcionase a sus incondicionales, entre los que no me encuentro.

PUNTUACIÓN: 5

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS → [email protected]
 

A estas alturas...
Comentarios