martes. 31.01.2023

Cortina de humo

Caleidoscopio

Dirección: Eric Garcia (Creador), Everardo Gout, José Padilha, Robert Townsend, Mairzee Almas, Russell Lee Fine. Año: 2023. País: USA. Título original: Kaleidoscope. Duración: 50 min. Género: Serie de TV. Thriller. Drama. Acción. Robos & Atracos. Miniserie de TV. Intérpretes: Giancarlo Esposito, Paz Vega, Rufus Sewell, Jai Courtney, Tati Gabrielle, Peter Mark Kendall, Rosaline Elbay, Niousha Noor, Sammy Peralta, John Hans Tester, Hemky Madera, Stacey Oristano, Jordan Mendoza, S.J. Son, Whit Washing, David Negri, Max Casella, Patch Darragh, Sathya Sridharan, Craig Walker, Susan Varon, Dan Matteucci, Delphi Harrington, Joe Gulla, Pedro Hollywood, Robinne Lee, Eric Tiede, Tina Benko, James Augustus Lee, Richard Meiman, Tina WongLu, Will Fitz, Diana Noris, Anthony Cipriani, Brandi Bravo, Damani Varnado, Iván Amaro Bullón, Patrick Klein, Sterling Jonatán Williams, Gisela Adisa, Jonathan Gregg, Britt Faulkner, Rocco Parente, David Bluvband, Steven Bitterman, Raul Torres, Walter Wiz Nichols, Truett Killian, Michael Kelberg, Paul Douglas Anderson. Guion: Eric Garcia, Kate Barnow, Kalen Egan, Evan Endicott, Garrett Lerner, Josh Stoddard, Ning Zhou. Música: Dominic Lewis. Fotografía: Niels Alpert, Eric Moynier. Productora: Automatik Entertainment, Scott Free Productions, Netflix. Distribuidora: Netflix.

Si Caleidoscopio no estuviese presentado, nunca mejor dicho, en este original envoltorio de colores, es más que probable que se hubiese quedado en un proyecto más de robos y bandas organizadas, en formato de miniserie en streaming de las muchas que las plataformas punteras presentan al año para competir unas con otras y que caen en el olvido con facilidad. Pero la parafernalia que existe alrededor de esta serie de 8 capítulos, lo que la maquinaria de marketing de Netflix vende, es que se trata de episodios independientes, que se pueden ver en el orden aleatorio que nos de la real gana, y dependiendo de cuál sea precisamente ese orden, la “experiencia” del espectador, por llamarlo de manera algo ambiciosa, será distinta cada vez y de unos a otros. Obviamente no hay “cliffhungers” entre capítulos, y la historia juega con que cada episodio corresponde a un momento temporal concreto, y podemos ordenarlo o desordenarlo según lo capacitados que estemos para tolerar montajes que basados en flashbacks y saltos en el tiempo.

Tras esta cuidada cortina de humo se haya una historia que tiene menos complejidad de lo que parece (para eso son las cortinas de humo precisamente, para esconder carencias); a pesar de que el conocido reparto, encabezado por Giancarlo Esposito (el señor “pollos” de Breaking Bad, mítico villano), Rufus Sewell y Paz Vega, resulta atractivo, y que la colorida puesta en escena, interesantísima en lo visual, que le da protagonismo a la trama con el color concreto que da nombre a cada capítulo, y la banda sonora con personalidad que va presentando los acontecimientos, a pesar de todo ello, no es más que chasis, y la historia no gana demasiado si no nos dejamos deslumbrar por las luces de los focos. La trama del veterano ex presidiario timador que reúne una banda para robar algo valioso a alguien con el que tiene un pasado en común, se antoja más antiguo que andar hacia adelante, y no es nada que no haya contado, y mejor, cualquier clásico de Michael Caine o que nos hayan contado la banda de amiguetes de mr. Ocean.

Dicho lo dicho, se trata de una historia tan repetida en el cine y la televisión precisamente por lo divertido de su premisa y lo agradable de verse, y en este caso no se trata de una excepción, tratándose de una apuesta segura que cumple los mínimos de expectativa, en lo que es un recomendable producto tan bien vendido como adictivo para el respetable, que no podrá parar hasta haberse visto las 8 entregas de algo menos de una hora. Eso sí, precisamente como espectador tengo que decir, que pese a lo original, lo de que se puede ver en el orden que sea y todo eso, prefiero que no sea desordenado en el tiempo, me aporta más en orden cronológico y no creo que sea realmente necesario ningún invento más que para que la difusión sea mayor y funcione el boca a boca. Una (buena) estrategia como otra cualquiera, en un mundo audiovisual en el que casi todo está ya inventado…

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS [email protected]

Cortina de humo
Comentarios