lunes. 26.09.2022

Lo que funciona...

Rapa

Dirección: Jorge Coira (Creador), Fran Araújo (Creador), Jorge Coira, Elena Trapé. Año: 2022. País: España. Duración: 50 min. Género: Serie de TV. Thriller. Drama. Crimen. Intérpretes: Javier Cámara, Mónica López, Lucía Veiga, Eva Fernández, Toni Salgado, Ricardo de Barreiro, Jorge Bosch, Berta Ojea, Santi Prego, Paula Morado, Adrián Ríos, Iria Sobrado, Tito Asorey, Mabel Rivera, Nacho Castaño, Víctor Mosqueira, Lara Boedo, Óscar Morchón, Alejandro Carro, Denis Gómez. Guion: Pepe Coira, Fran Araújo, Jorge Coira Música: Elba Fernandez, Xavier Font. Fotografía: José Luis Bernal Ibañez. Productora: Movistar Plus+, Portocabo. Distribuidora: Movistar Plus+.

Una serie original de Movistar+, un thriller con asesinatos que discernir, una protagonista perteneciente a la guardia civil, un coprotagonista original (profesor de instituto con vida difícil) que le dé buena réplica y con química en el dúo (fundamental en un proyecto así), unas localizaciones naturales poderosas (la Galicia rural más salvaje y agreste en este caso) que se erigen como un punto de gran importancia en la historia… Rapa explota con acierto todos los elementos de Hierro, la anterior serie de Pepe Coira, y de grandísima parte del equipo (guion, fotografía, música…), que repite con muy pocas variaciones, excepto el reparto, encabezado por Mónica López y Javier Cámara, que realizan un gran trabajo con unos personajes con mucho fondo y ricos matices, y también bien escoltados por un elenco de secundarios, en su mayoría gallegos, que contagian naturalidad al proyecto, otra de las claves de que todo fluya y el espectador se zambulla en el guion sin ponerlo en entredicho. Muy parecida la concepción de ambas series, sí, pero me atrevería a decir que incluso esta mejora la primera, y cuando los elementos que se repiten son los que hacen funcionar las cosas, bien empleados están.

La trama, sin ser original, posee elementos que la hace parecerlo. El ritmo es lo necesariamente pausado como para que las cosas no vayan a trompicones, pero tampoco deja espacio alguno al aburrimiento.

Rapa posee un halo especial, una solidez narrativa que atrapa, si bien recuerda a su predecesora o a otros títulos, al menos en su estética, como La isla mínima, pero acaba siendo un producto interesante, de consumo voraz y rápido (6 capítulos de menos de una hora), que deja con ganas de más y a la vez la sensación de que ni le sobra ni le falta un solo minuto de metraje. Como debe ser. Un producto, a fin de cuentas, también altamente exportable, puesto que fuera de nuestras fronteras puedes toparte con historias similares y actuaciones equiparables, pero los escenarios naturales son únicos, un verdadero escaparate, que no se ve todos los días. Precisamente la palabra que da título a la serie tiene mucho más que ver con su idiosincrasia que con su argumento, concediendo la importancia que se merece.

Resumimos la recomendación de esta serie de estética “nublada y ventosa” en la afirmación de que sin estridencias, un buen guion, buenos diálogos y sintonía entre los actores y actrices pueden dar lugar sin pirotecnia presupuestaria a una propuesta que quede en la memoria. Felicidades a sus creadores, y a aquellos que han creído en repetirse, por acertar, ya sin el factor sorpresa, tocando la misma tecla.

 

 

JUAN CARRASCO DE LAS HERAS → [email protected]o.es

Lo que funciona...
Comentarios