jueves. 25.07.2024

"Ceuta no necesita más populistas ni personas con tentaciones totalitarias"

Pleno tras pleno los diputados Verdejo y Redondo, pertenecientes al Grupo Vox, faltan al respeto de la institución que representa a todos los ceutíes.

 

Sus intervenciones son incendiarias y arremeten contra todo aquel que no cumpla el estrecho perfil que quieren imponer.

 

Se niegan a aceptar la realidad de Ceuta, una ciudad diversa y que durante años ha presumido de ser un baluarte de la convivencia. Esa convivencia que a los mencionados señores de Vox y les cuesta asumir y que desprecian.

 

Ceuta es mucho más que el dúo Verdejo y Redondo, de hecho la Asamblea de la ciudad ha caminado durante años debatiendo, en ocasiones acaloradamente, y aprobando asuntos de gran trascendencia para Ceuta, siempre se ha sabido discrepar y confrontar ideas pero desde el respeto y el diálogo.

 

La aparición en escena de Verdejo y Redondo ha venido acompañada de un bochornoso espectáculo constante en cada una de sus intervenciones.

 

Son diferentes los grupos, colectivos y ciudadanos que se han sentido humillados y discriminados con intervenciones o audios conocidos por todos.

 

Ceuta está viviendo uno de los momentos más difíciles de su historia, y la inmadurez política de Vox en Ceuta, no les permite ver que ahora más que nunca toca sumar esfuerzos y arrimar el hombro, en cambio Verdejo y Redondo vociferan el discurso que a Marruecos le encanta oír. Aquí es donde demuestran su patriotismo de pacotilla.

 

Ceuta no necesita más populistas ni personas con tentaciones totalitarias, necesita políticos de nivel y con altura de miras que estén dispuestos a luchar por el futuro de esta ciudad.

 

Como dijo Adolfo Suárez, nadie va a regalarnos el futuro, el futuro debemos construirlo entre todos, sin exclusiones y bajo las normas democráticas y el amparo de la Constitución.

 

Verdejo y Redondo intentan incendiar cada pleno, sin importarles el daño que están haciendo al futuro y bienestar de Ceuta.

 

El deseo de la amplia mayoría de los ceutíes es que se vuelva a la senda de la cordura, la responsabilidad, el diálogo y el respeto a las instituciones que representan a todos los ciudadanos. Ultrajar las instituciones es maltratar y vejar a sus representados.

 

Los espectáculos sectarios e insultantes de los representantes del grupo Vox en la Asamblea pueden ocasionar un daño irreparable en el presente y futuro de Ceuta.

 

Los grupos políticos de la Asamblea deben dar ejemplo de sensatez, juicio y madurez desde la unidad y sumando esfuerzos. Aquellos que intentan incendiar constantemente, alterar las instituciones y segregar a la población, ni les importa Ceuta ni su futuro.

"Ceuta no necesita más populistas ni personas con tentaciones totalitarias"