domingo. 04.12.2022
CRISIS ECONÓMICA

Los constructores ceutíes, desesperados ante la situación del sector

Los constructores de Ceuta están desesperados. Así lo ha advertido la vicepresidenta de la Asociación, Karima Aomar, que ha puesto sobre la mesa que hay tres circunstancias que están minando su capacidad de negocio: la inexistencia de un Plan General de Ordenación Urbana, la falta de adecuación de las normas urbanísticas a la realidad de la ciudad y las adjudicaciones directas a TRAGSA.

Los constructores de Ceuta están en una situación desesperada, así de tajante se ha mostrado la vicepresidenta de la Asociación de Constructores, Karima Aomar, que ha explicado como en el último año la desaparición de empresas y la destrucción de empleo ha sido continua, por lo que no saben que futuro le espera al sector en la ciudad.

 

Todo ello en un momento en que se está incrementando la inversión pública aunque la misma no está repercutiendo en las empresas locales a causa de las adjudicaciones directas de las principales obras a TRAGSA. Esto implica que al resto del sector lo único que le queda son las pequeñas actuaciones que se realizan por parte de consejerías como la de Educación o de organismos municipales.

 

Para Aomar lo que está sucediendo con TRAGSA es una “competencia desleal” ya que al no existir proceso de adjudicación al uso, los empresarios ceutíes no tienen opciones de participar en la licitación.

 

Junto a esta circunstancia, los empresarios de la construcción han indicido en una reivindicación histórica, la necesidad de la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana. Su situación actual, ha explicado, desanima a la inversión de los constructores ante la inseguridad jurídica que genera la ausencia de este documento.

 

Por todo ello, los constructores han tomado la determinación de reunirse para analizar la situación de sector, conocer los cierres que se han producido en los últimos meses y la destrucción de empleo generada, y poner todos los datos sobre la mesa de la administración.

Los constructores ceutíes, desesperados ante la situación del sector
Comentarios