miércoles. 17.07.2024

La Noche de San Juan, una de las festividades más esperadas del año, se ha celebrado con gran entusiasmo y participación de los ceutíes. Las playas se han llenado de familias y amigos que, entregados a la diversión, han revivido las tradiciones que marcan esta mágica noche.

Noche de San Juan / Mohamed Ettouileb
Noche de San Juan / Mohamed Ettouileb

Entre los rituales más destacados han estado el baño de luna y la bendición de las aguas con los panecillos de San Antonio. Muchos han llevado consigo una botella de agua salada y doce piedras para repartir por sus casas, una costumbre que simboliza la purificación y protección del hogar. Pero, sin duda, el momento más esperado ha sido la quema en la hoguera de San Juan, donde los ceutíes han echado al fuego todas las cosas malas y desagradables que les han ocurrido durante el año, en un acto de renovación y esperanza.

Los fuegos artificiales han iluminado el cielo, dejando una impresión inolvidable en el público. Su impactante despliegue de colores y formas ha sido el broche de oro a una noche llena de alegría y simbolismo.

WhatsApp Image 2024-06-23 at 23.26.28
WhatsApp Image 2024-06-23 at 23.26.28

Además, según la tradición, la noche de levante indica que este viento predominará durante el verano, algo que muchos ceutíes creen fielmente. La brisa cálida ha acompañado las celebraciones, añadiendo un toque especial a la velada.

WhatsApp Image 2024-06-23 at 23.26.31
Noche de San Juan / Mohamed Ettouileb

La Noche de San Juan ha sido, una vez más, una celebración memorable que ha combinado diversión, tradición y comunidad, reforzando los lazos entre los ceutíes y su rica herencia cultural.

 

Entre fuegos y deseos, la magia de San Juan ilumina la llegada del verano