lunes. 26.09.2022
DÍA DE LA MERCED

Los trabajadores penitenciarios “sin nada que celebrar” en la Merced

Simultáneamente a la celebración del Día de la Merced en el interior del centro penitenciario de Fuerte Mendizábal se ha producido una concentración de trabajadores en el exterior que reivindicaban que están “hartos de promesas incumplidas” y “sin nada que celebrar”

Concentración ante el centro penitenciario de Fuerte Mendizabal
Concentración ante el centro penitenciario de Fuerte Mendizabal

"En cuanto sea presupuestariamente posible, el Gobierno va a afrontar las reivindicaciones de los funcionarios de Instituciones Penitenciarias con determinación y voluntad” Los trabajadores penitenciarios, representado por CSIF y ACAIP-UGT, han recordado las declaraciones de Fernando Grande Marlaska del 24 de septiembre de 2018, subrayando que han pasado 4 años desde estas palabras del Ministro del Interior y la situación, “lejos de mejorar, ha empeorado con una absoluta falta de respeto por parte de la administración penitenciaria a sus trabajadores”.

Critican que el Gobierno vende como “negociación lo que en realidad es imposición de la Secretaría General” y denuncian que “la última muestra la hemos tenido con el plan de ahorro energético, en el que han conseguido idear un sistema que no favorece a nadie parece que solo pretende aislar más a la plantilla de prisiones. No se han tenido en cuenta ninguna de las medidas propuestas por ACAIP-UGT y CSIF, como la acumulación de horarios en interior y oficinas para evitar desplazamientos a los centros que, en la mayoría de los casos, se encuentran a más de 50 km de núcleos importantes de población. Ni siquiera han tomado en consideración el teletrabajo en tareas administrativas de los servicios periféricos. La administración penitenciaria "encarcela" a sus trabajadores discriminándolos respecto al resto del personal de la Administración General del Estado”.

Concentración ante el centro penitenciario de Fuerte Mendizabal
Concentración ante el centro penitenciario de Fuerte Mendizabal

Los trabajadores penitenciarios reprochan a los actuales responsables de Instituciones Penitenciarias que hayan “convertido la celebración de la Merced en un acto de propaganda y promesas que se pierden en el tiempo. Pueden repetir el mismo discurso año tras año, porque los problemas no se resuelven, y nos creen desmemoriados, pero no podemos permitir que sigan menospreciando de esta manera a los 24.000 profesionales penitenciarios”.

Manifiestan su descontento señalando que están hartos de ser agredidos en los centros, hartos de no tener una mejora salarial desde 2005, de no tener una formación adecuada y universal, no tener promoción profesional, de no tener reconocimiento social, de la falta de negociación y hartos de promesas incumplidas

Consideran que los trabajadores penitenciarios no tienen nada que celebrar

Los trabajadores penitenciarios “sin nada que celebrar” en la Merced
Comentarios