viernes. 19.07.2024

Ceuta ha vibrado con la Selección Española de Fútbol. Lo ha hecho desde minutos antes del partido, cuando el tráfico se ha intensificado con las prisas de quienes deseaban llegar a casa para plantarse delante de la televisión y disfrutar de la que era otra final adelantada, el partido frente a Francia, el vecino y eterno rival que hoy no ha podido con una España sublime.

Durante los 90 minutos de partido, el silencio en las calles. Un silencio que solo ha sido roto en dos ocasiones, las dos en que los españoles han logrado hacer gol, después de que Francia se pusiera por delante, y que han llevado la felicidad a cada rincón del país, también a Ceuta. Lo decían algunos de los que llegaban tarde al Dylan, que hoy de nuevo ha disfrutado con sus clientes de la victoria de España, "salgo de trabajar y he escuchado el gol por la calle". Era el empate, el momento en que toda España, y también Ceuta, empezaba a creer en que el pase a la final era posible.

Cuatro minutos mágicos, en que los jugadores se han echado un país a la espalda para volver a traerle la ilusión de llegar a la final de la Eurocopa. Cuatro minutos para llevar a toda España hasta Berlín. Y ahora, como con el pase a semifinales, toca esperar rival. Lo conoceremos este miércoles, en la semifinal que disputarán Inglaterra contra Países Bajos. Llegados a este punto, a la afición le da igual.

Y es que la afición española hace tiempo que se olvidó de su leyenda negra, de la caída en cuartos de final, del drama perpetuo, del espíritu perdedor. Ahora hay que jugar la final, disputarla y desear ganarla. Hagan lo hagan, estos jugadores ya son historia.

El domingo llegará la cita, a partir de las 21.00 de la noche, y, como en todas estas eliminatorias, el Dylan será el mejor sitio para disfrutar de ella. Ambientazo y, sobretodo, amor por el fútbol ¡No se lo pierdan!

Ceuta vibra con España y se prepara para la final