martes. 28.05.2024

El Club Natación Caballa-Ciudad de Ceuta ha salvado hoy la “primera final” hacia la permanencia en la División de Honor de waterpolo masculino gracias a su victoria sobre el conjunto madrileño del Geodesic Real Canoe (11-8) en un partido con la tensión lógica de la importancia de los tres puntos en juego.

Los ceutíes, después de la victoria sobre el Rubí (9-8), han logrado un triunfo fundamental y necesario en su carrera hacia eludir la única plaza que conduce a una inferior categoría.

El equipo madrileño se presentaba en nuestra ciudad con un pobre bagaje a domicilio ya que el Real Canoe había perdido ocho partidos anteriores como visitantes, el último de ellos el pasado sábado en la piscina del CN Mataró (15-12). A pesar de ello se situaban en la décima plaza con 19 puntos merced a sus tres triunfos como local.

El partido no comenzó nada bien para los locales ya que a los treinta segundos Iván Alcón ponía en ventaja al Real Canoe. Sin embargo, quince segundos después uno de los héroes del partido, Paco Molina, firmaba el primero de sus tantos de vaselina.

Las paradas de Joris Cornelis así como el acierto en el remate de Paco Molina y Finn Pardon, este último a falta de 33 segundos, hicieron que los locales se marcharan al final del primer cuarto con un esperanzador tres a uno a su favor.

El segundo cuarto se inició con un tanto de Juan Luis Aróstegui, de penalti, que ponía el 4-1 en lo que era la mayor ventaja de todo el partido. El Real Canoe supo reaccionar, se puso con 4-3 aunque Paco Molina volvía a situar el 5-3, un resultado que fue contestado por Víctor Fernández y Iván Alcón para establecer el empate al término de este cuarto y, por tanto, al descanso (5-5).

El tercer cuarto estuvo muy equilibrado, con alternativas en el marcador y con los nervios aflorando en determinados momentos debido a la trascendencia de la victoria. El Caballa salvaba este cuarto con 3-2 con dos tantos de Finn Pardon y uno de Paco Molina.

En el cuarto y último cuarto el Caballa se situaba con dos goles de ventaja (9-7) gracias a un nuevo gol de Paco Molina a los tres minutos pero el Canoe respondió en la siguiente acción, evidenciando que iba a poner cara la victoria. A falta de cuatro minutos el equipo ceutí perdía a uno de sus principales jugadores, Vicente Matoso, al sufrir su tercera expulsión.

No obstante, Finn Pardon transformaba un penalti que situaba el 10-8 ante el delirio en los graderíos del pabellón que entonaban el “sí se puede”. El Canoe se mostró fallón en el tramo final mientras que a un minuto de la conclusión Paco Molina situaba el definitivo 11-8.

Así pues, el CN Caballa conseguía su segundo triunfo de la temporada y sueña con la permanencia en la categoría, pensando ya en su decisivo choque ante el CN Rubí. El primer paso hacia la salvación ya está dado.

El CN Caballa salva su primera final