lunes. 15.04.2024
OBITUARIO

Muere Amancio Amaro, leyenda del fútbol español y presidente honorífico del Real Madrid

Amancio Amaro ha muerto. El que fuera presidente honorífico del Real Madrid ha fallecido en las últimas horas, a la edad de 83 años. Su trayectoria, no solo como jugador sino como entrenador, ha sido una de las más prolíficas de la historia madridista. El extremo derecho gallego tenía, además, una vinculación especial con Ceuta.
Amancio Amaro, con sus trofeos logrados como jugador / Foto: Real Madrid
Amancio Amaro, con sus trofeos logrados como jugador / Foto: Real Madrid

Probablemente, estemos llegando tarde a ello, pero los libros de historia deberían fijarse en los cazatalentos que pudiera tener el Real Club Deportivo de la Coruña hace setenta años. Porque de las filas blanquiazules salieron dos de las principales leyendas del fútbol español: Luis Suárez Miramontes ,una institución en el Inter de Milán y único español en ganar el Balón de Oro, y Amancio Amaro Varela. Este ha fallecido hoy a la edad de 83 años.

Si 'Luisito' Suárez era presidente honorífico en el Inter, Amancio lo ha sido hasta el final de sus días en el Real Madrid. El extremo gallego, que llegó a Concha Espina en 1962, formó parte de una generación de futbolistas que no lo debió tener fácil. Di Stéfano ya era historia y en la Copa de Europa, Benfica y el Inter le habían 'comido la tostada' a un Real Madrid en horas bajas. Junto a Amancio arribó a La Castellana,  procedente del Granada,  un hombre del que hablaremos en el último párrafo.

Aquel Real Madrid se rehizo de los primeros varapalos continentales de su historia. Amancio fue integrante, también,  de la mítica selección que ganó la Eurocopa del 64 a la Unión Soviética en el Bernabéu; hasta la irrupción 44 años después del 'tiki taka', el único título que resplandecía en las vitrinas de la Selección absoluta. Dos años después, un Real Madrid formado íntegramente por españoles logra la sexta Copa de Europa ante el Partizán de Belgrado. Un Madrid con Gento, Velázquez, Grosso...

Como su paisano Suárez, Amancio colgó las botas y entrenó en el club de sus amores. Principalmente en categorías inferiores; en su palmarés está haber dirigido al único filial hasta el momento capaz de ser campeón de Liga en Segunda División, el Castilla de la Quinta del Buitre. Son mediados de los 80: el madridismo anda traumatizado por la muerte de Santiago Bernabéu, la ruina económica del club, la pujanza en campeonatos nacionales de Athletic, Real Sociedad y un renacido FC Barcelona además de la mediocridad en Europa: veinte años sin ganar un título continental. A Amancio le ofrecen ser el entrenador del equipo de su vida, pero aquello no resulta. Es sustituido por Luis Molowny como entrenador de un  conjunto en el que los jóvenes Michel, Pardeza, Butragueño, Martín Vázquez o Sanchís ya encandilan al Bernabéu. Amancio no acaba esa temporada, pero el Madrid rompe veinte años de sequía europea al ganar la Copa de la UEFA ese mismo año.

Desde entonces, trabajó como representante de una firma de calzados deportivos y volvió en 2000 al Real Madrid, apoyando la candidatura de un antiguo concejal de la UCD, ex secretario general del frustrado Partido Reformista de Miquel Roca y empresario de la construcción para ser el presidente blanco: Florentino Pérez. Dos años después, Amancio junto a Butragueño, Velázquez y otros integrantes del 'Madrid ye-ye' acudía a la ciudad natal del ex futbolista del Granada para inaugurar el estadio con el que su amigo era homenajeado. Fue en 2002 cuando un emocionado José Martínez "Pirri" saludaba desde el centro del campo abrazado a sus compañeros para agradecer a Ceuta que rotulara, con su nombre, al viejo "54".

Muere Amancio Amaro, leyenda del fútbol español y presidente honorífico del Real Madrid