lunes. 24.06.2024
FúTBOL

El Real Madrid fulmina en la prórroga a un Atleti sin energía

El Real Madrid se ha metido en la final de la Supercopa tras derrotar al Atlético de Madrid (5-3) en un partido que han decidido Joselu y Brahim en el tramo final de la prórroga. Intercambio de golpes en la primera semifinal donde el conjunto del Cholo Simeone se ha quedado sin energía en el tiempo añadido. El equipo de Ancelotti ya espera rival que saldrá del la segunda semifinal que disputan este jueves el Club Atlético Osasuna y el FC Barcelona.
Real Madrid Atlético de Madrid Supercopa
Real Madrid Atlético de Madrid Supercopa

La primera mitad comenzó con el primer zarpazo del conjunto del Cholo Simeone. Tras un saque de esquina al segundo palo, Mario Hermoso remató de cabeza al segundo palo, ante la pasividad defensiva de los blancos, para poner el 0-1 en el marcador cuando apenas se habían disputado seis minutos de la primera semifinal de la Supercopa de España.

El Atleti tuvo opciones, incluso, de marcar el segundo con una contra perfectamente ejecutada que finalizó con un remate de Morata al lateral de la red. Pero fue un espejismo. El Real Madrid, a la media hora, ya le había dado la vuelta al partido. Rudiger, en un remate de cabeza tras un saque de esquina, y Mendy, tras una elaborada jugada del conjunto de Carlo Ancelotti donde el Atlético de Madrid apenas presionó, puso patas arriba la semifinal en un estadio volcado con el conjunto blanco, que siempre que viaja a Arabia juega de local o eso parece por los vítores que lanzas los aficionados del país desde las gradas.

El Atleti parecía que había perdido el hilo del partido pero cuando más falta hacen aparecen los magos. Y Griezmann apareció para marcar un auténtico golazo, con recorte de espuela incluido, para batir a Kepa en una jugada donde el galo se guisó el gol y se lo comió. Con empate (2-2) se llegó al descanso sobre todo gracias a una parada poco ortodoxa pero de muy buenos reflejos de Jan Oblak.

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid volvió al verde con ganas de dominar y de tener el balón, con un Atleti bien posicionado sin pasar muchos apuros pese a su fragilidad defensiva. Pese a mover la bola con acierto, la más clara del inicio de la segunda mitad fuera para el conjunto del Cholo. Un error de Carvajal en la entrega en una posición comprometida formó un lío tremendo en la zaga blanca. Lino aprovechó la opción pero su potente disparo se marchó besando el palo largo de Kepa.

El Real Madrid contestó con una rápida falta que, con el despiste habitual de la zaga colchonera, dejó solo a Carvajal delante de Oblak pero el el meta esloveno respondió con una gran parada. Con el partido sin mucho ritmo y con ambos equipos más pendiente de no encajar, a falta de diez minutos para el final, el Atleti pegó el tercer latigazo. Un centro que pelea Morata, no atrapa un  desacertado Kepa y el rebote le da en la cabeza a Rudiger y se cuela en la portería blanca. Diez minutos para el final y el conjunto del Cholo Simeone se adelantó en el electrónico de Al-Awwal Park. 

Pero poco duró la alegría en el Atlético de Madrid. Tres minutos despúes, Carvajal volvió a empatar el partido. Rápida cabalgada de Vinicius que se planta delante de Oblak, el esloveno salva el tanto, el rechace le cae a Bellingham que dispara y saca la bola Hermoso en la línea de gol y a la tercera, la vencida con el remate de Carvajal. Empate a tres y enfado monumental del Cholo con el repliegue defensivo de su equipo.

El Madrid, con Brahim Camavinga y desde hace muchos minutos Kroos en el campo llevando la manija, entró en modo apisonadora en los últimos minutos asediando a un Atleti que seguía defendido de forma desastrosa. Fue Brahim el que estuvo a punto de darle la victoria al Real Madrid con una jugada con regates, amagos, uno contra uno y con un disparo que rozó el palo de Oblak. Con empate (3-3) y el Real Madrid agobiando  y haciendo rememorar fantasmas pasados al Atleti, se llegó al final del tiempo reglamentario.

En el tiempo extra, el Real Madrid fue el gran dominador ante un Atleti falto de fuerzas y con muchos hombres con problemas musculares. A falta de cinco minutos para el 120' Joselu decidió la semifinal con un remate de cabeza que se coló en la portería de Oblak. Antes de que el colegiado decretara el final y con Oblak intentando rematar, Brahim pegó una carrera de velocista para, sin portero, marcar el definitivo 5-3.

El Real Madrid derrota (4-3) al Atlético de Madrid y se enfrentará en la final de la Supercopa al vencedor del encuentro entre el Osasuna y el FC Barcelona.

El Real Madrid fulmina en la prórroga a un Atleti sin energía