lunes. 27.05.2024

El acoso escolar, también conocido como bullying, se define como cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre compañeros de clase, con un desequilibrio de poder evidente entre el agresor y la víctima. Este tipo de comportamiento suele repetirse en el tiempo, generando un ambiente hostil y de intimidación para la persona afectada.

Cada 2 de mayo se conmemora el Día Internacional contra el Bullying, una fecha destinada a concienciar sobre esta problemática y promover acciones para combatirla. La elección de esta fecha tiene su origen en la trágica historia de David Shepherd, un joven británico que falleció a los 14 años como resultado del acoso escolar que sufrió durante años.

La historia de David Shepherd, quien murió el 2 de mayo de 2000, sirve como recordatorio de las consecuencias devastadoras que puede tener el acoso escolar y la importancia de trabajar activamente para prevenirlo y erradicarlo de nuestras escuelas.

El Día Internacional contra el Bullying nos brinda la oportunidad de reflexionar sobre esta problemática y reafirmar nuestro compromiso con la creación de entornos educativos seguros, inclusivos y libres de violencia para todos los niños y adolescentes. Es una llamada a la acción para que, como sociedad, trabajemos juntos para poner fin al acoso escolar en todas sus formas.

Síntomas que pueden indicar que alguien está siendo víctima de acoso escolar

Identificar a tiempo si un niño o adolescente está siendo víctima de acoso escolar puede ser crucial para prevenir daños mayores. Algunos de los síntomas más comunes incluyen cambios en el comportamiento, como retraimiento social, tristeza inexplicable, bajo rendimiento académico, quejas frecuentes de dolores físicos sin causa aparente, pérdida de pertenencias o lesiones no explicadas.

Acoso Escolar: una realidad que no debe ser ignorada