lunes. 22.07.2024
TUBERCULOSIS

La Ciudad insiste “hay que diferenciar entre los enfermos y los que dan positivo”

El portavoz del Gobierno en funciones se ha referido este viernes a los casos de tuberculosis detectados en el Clara Campoamor. Alberto Gaitán, todavía responsable del área de Sanidad del Gobierno, ha señalado que “hay que diferenciar entre el enfermo y el que da positivo” y ha insistido en que “no estamos en una situación de decretar el cierre del aula”.

Alberto Gaitán, consejero de Sanidad / Laura Ortiz
Alberto Gaitán, consejero de Sanidad / Laura Ortiz

La situación respecto a los 9 casos de tuberculosis detectados en el Clara Campoamor ha sido objeto de análisis este viernes en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. El portavoz del Gobierno en funciones y todavía consejero de Sanidad, Alberto Gaitán, ha señalado que “desde el primer momento la Consejería de Sanidad ha estado trabajando y siguiendo los protocolos para tuberculosis”. Una actuación, ha explicado, que se ha coordinado tanto con el centro educativo como con la Dirección Provincial de Educación.

En este sentido, ha continuado Gaitán, se ha realizado pruebas a todas las personas afectadas y se ha identificado a todos sus contactos en todos los ámbitos, no solo en el educativo, realizándose las pruebas pertinentes también a los familiares de todos los afectados.

El consejero de Sanidad en funciones ha insistido en que en que “hay que diferenciar entre el enfermo y los que han dado positivo”, subrayando que, pese a haber tenido contacto con la tuberculina en algún momento (no necesariamente a raíz de los casos detectados en el instituto), “estas personas no están enfermas de tuberculosis”. Gaitán ha insistido en que la Consejería de Sanidad ha hecho el trabajo pertinente y se ha remitido a las personas afectadas a sus médicos de cabecera para terminar de realizar las pruebas necesarias, todo de acuerdo con los protocolos establecidos.

Así, ha explicado el responsable de Sanidad, “de acuerdo con los protocolos no estamos en una situación para decretar el cierre del aula”. Una cuestión, ha insistido, que también se ha explicado a la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, que este mismo viernes ha vuelto a manifestar su convencimiento en que lo responsable sería cerrar la misma y así habría sucedido en cualquier lugar del mundo.

Interpelado sobre en qué condiciones el protocolo establece el cierre del aula, Gaitán ha explicado que deberían darse casos de la enfermedad y no solo positivos. Igualmente ha señalado que las personas afectadas volverán a realizarse las pruebas pertinentes en el plazo de un mes y medio.

La Ciudad insiste “hay que diferenciar entre los enfermos y los que dan positivo”