miércoles. 17.04.2024

La Fundación Baleária, en colaboración con la Consejería de Cultura, ha inaugurado esta tarde en el Museo del Revellín, dos exposiciones como parte de su proyecto Lonjas de la Cultura. El objetivo de la Fundación con estas iniciativas es poner en valor lo que siempre ha hecho el Mediterráneo estableciendo puentes culturales entre las comunidades que viven a sus orillas.

En esta ocasión, la tercera en colaboración con la Ciudad, han traído al Museo dos exposiciones diferentes pero que van de la mano. La primera, ''Derechos Humanos', una muestra itinerante que reúne las obras de diecisiete artistas procedentes de distintos puntos del Mediterráneo; desde las Islas Baleares hasta la Comunidad Valenciana, Andalucía y Ceuta

Dentro de los heterogéneos trabajos de esta exposición - pintura, escultura, grabado y cerámica que refleja la variedad de estilos y técnicas -  se encuentran dos obras del artista ceutí, Adían Reina. dos pinturas hiper realistas elaboradas con pastel, que muestra la privación de derecho que hemos sufrido recientemente.

Además del artista local, en esta edición de 'Derechos Humanos' han participado los mallorquines Guillem Aulí, Núria Bosch, Dolors Comas, Toni de la Mata, Damià Ramis, Ana Uceda y Tià Zanoguera; los alicantinos Jose Juan Vidal Porres y Pepa Espasa; la valenciana Francisca Revert; los pitiusos Pedro Maria Asensio y Álvaro Mendoza; los menorquines Pau Garriga Camps y Carles Moll Taltavull y los gaditanos Emilio Pérez Gallego y Carmen Lloret Mesa.

Además, el Revellín acoge también la muestra 'En tránsito', del pintor y escultor Ángel Zabala. Elaborada con materiales reciclados - malla de gallinero - Zabala emplea materiales desechados para dares una nueva vida convirtiéndolos en objetos útiles y en esta caso, hermosos.

Esculturas expresionistas de las que emanan potentes impresiones, construidas para reflejar la maleabilidad de los materiales, dándoles una sensación fluida y dinámica que deja una huella en el público. Tanto humano como animal, puesto que ante la presencia de dos esculturas - un gato y un perro - en la puerta del museo, cada perro que pasaba reaccionaba ladrándoles.

 

Una exposición de gran calidad que los ceutíes tendrán el privilegio de poder admirar hasta el 26 de febrero.

De los Derechos Humanos al Reciclaje: Baleária conecta en el Revellín al arte con otros...