lunes. 22.04.2024

El reglamento olímpico tiene algunas normas bastante ceremoniales. Mencionemos algunas: la fórmula de clausura tiene que ser siempre la misma, (convocar a la juventud del mundo a reunirse dentro de cuatro años), Grecia siempre abre el desfile inaugural y la única medalla que se entrega en la clausura es la de las pruebas de Maratón, sonando obligatoriamente el himno heleno junto al del Comité Olímpico Internacional y al del país del ganador. Hay otra muy curiosa: los Juegos no pueden comenzar si se pierde la antorcha, el fuego sagrado que representa la confraternización entre los pueblos. ¿Y si alguna vez se perdiese la tea?. Esta es la hipótesis de la que parte el vídeo promocional de unas Olimpiadas menos globales pero igual de emocionantes: las que el próximo 24 de abril tendrán lugar, previsiblemente en las Murallas Reales, y que organiza en esta ocasión el IES Abyla. Son las Olimpiadas interescolares, todo un reto y una motivación según el director del centro, Juan Ángel Otaola.

 

 

El Salón de Actos del centro de la Avenida de Barcelona ha servido para la proyección del vídeo, ante alumnos de los distintos centros educativos. Otaola explicaba, también, que participarán los alumnos del Centro de Educación Especial “San Antonio”.

 

 

Por su parte, Javier Martínez, director de Educación, apoya la iniciativa y reconoce que financieramente no podrán ir mucho más allá.

 

 

Guante que recogía, precisamente, el consejero de Educación, Javier Celaya, que mostraba la disposición a colaborar en el capítulo pecuniario de su departamento.

 

Los Juegos volverán a organizarse después de dos años, tras que en 2017 los coordinase el IES Clara Campoamor y el pasado año quedasen sin organizarse.

 

En busca de la antorcha perdida: qué comiencen las Olimpiadas escolares