lunes. 26.02.2024

El rey Alfonso XIII firmó un Real Decreto el 6 de febrero de 1926 por el que se creaba oficialmente una fiesta del libro español, a la que se denominó Día del Libro, que se celebraría en la fecha que entonces se creía que había nacido Cervantes, el 7 de octubre. Poco después, en 1930, se instaura definitivamente la fecha del 23 de abril como Día del Libro. El día 23 de abril de 1616 es enterrado el insigne soldado y genial escritor Don Miguel de Cervantes Saavedra, príncipe de las letras castellanas y el más universal de nuestros literatos. Esta  tradición fue uno de los argumentos utilizados por la UNESCO para declarar el 23 de abril Día Internacional del Libro. Otro argumento para la elección de la fecha es que ese mismo día falleció el Inca Garcilaso de la Vega, intelectual y cronista americano.

El Inca Garcilaso, considerado el padre de las letras del continente americano, de padre español y madre nativa peruana fue el primer estudioso, el primer historiador del pasado del pueblo americano, en especial del Perú, y símbolo del mestizaje de dos culturas, la incaica y la española. Siguió la carrera de las armas como su padre, llegando al empleo de capitán. En España se celebra también, en esta fecha, la entrega anual del Premio Cervantes, el mayor galardón otorgado a los autores hispanos.

En el marco de la efeméride principal marcada por el Ejército de Tierra para el año 2023 “Cuatro Siglos de Gestas Españolas en ambos hemisferios“, el Centro de Historia y Cultura Militar de Ceuta ha querido homenajear a todos los españoles, que con su esfuerzo y valentía hicieron de Cuba uno de los territorios más prósperos de las posesiones españolas en Ultramar y de América. Por tal motivo la Biblioteca Histórico Militar ha preparado una Exposición Bibliográfica Virtual para dar a conocer de una forma amena y gráfica los fondos bibliográficos que custodia la Biblioteca y que tienen relación con la Isla de Cuba y la presencia española en la misma. El propósito es ponerlos a disposición del público interesado en conocer y profundizar en la acción y gobierno de España durante los cuatro siglos de presencia en esa maravillosa Isla de Cuba.

La información que contienen estos fondos es muy valiosa si queremos profundizar en el conocimiento de todas las circunstancias, hechos y acciones que acontecieron, avances sociales, progreso científico y expansión del castellano y de la cultura, así como el formidable sistema defensivo levantado por los españoles a lo largo de los cuatro siglos de presencia en Cuba. Además, con motivo de la celebración del Día Internacional del libro de este año 2023, queremos aportar nuestro pequeño homenaje a todos los escritores españoles de Cuba que nos han dejado, a través de sus libros, un legado cultural e histórico inestimable.

La literatura cubana es una de las más prolíficas, relevantes e influyentes de los territorios de Ultramar.

La primera obra literaria escrita en la isla data del siglo XVII, cuando en 1608, Silvestre de Balboa y Troya de Quesada (1563-1647) publica “Espejo de Paciencia”, un poema épico-histórico en octavas reales, que narra el secuestro del obispo Fray Juan de las Cabezas Altamirano por el pirata Gilberto Girón, pero todavía no fue escrita por un español nacido en Cuba pues Silvestre de Balboa era canario, aunque es considerado autor del primer texto literario de Cuba.

Manuel de Zequeira y Arango (1764-1846) primer poeta de cubano, militar y escritor
Manuel de Zequeira y Arango (1764-1846) primer poeta de cubano, militar y escritor

Sin embargo, sería en el siguiente siglo, el XVIII, cuando aparece la primera obra escrita por un español nacido en Cuba, la obra teatral “El príncipe jardinero y fingido Cloridano”, de Santiago Pita y Borroto. Es considerado el primer dramaturgo de la isla de Cuba. Perteneciente a una de las familias más antiguas y destacadas de la ciudad, se desempeñó como Capitán del Batallón de Milicias de La Habana alrededor de la segunda década del siglo XVIII, con clara influencia de dramaturgos españoles de la época. A partir de ese momento aparece una generación de obras literarias autóctonas, en concreto en el ámbito de la poesía y de la mano de autores como Manuel de Zequeira y Arango y Manuel Justo de Rubalcava. Ambos fueron militares además de escritores, el primero siendo considerado el primer poeta cubano.

La fundación de la Universidad de la Habana en 1721 y el establecimiento de la imprenta en 1723, contribuyeron a desarrollar la instrucción y la cultura en general, y específicamente la imprenta representó un impulso significativo para la creación y difusión de la literatura.

Pero, sin duda, iba a ser el siglo XIX el de la auténtica e indiscutible eclosión de las letras cubanas. En él, las corrientes literarias que llegaban de Europa tuvieron una notable influencia, y así, bajo el paraguas del Neoclasicismo destacó Domingo Belmonte, que intentó una cubanización del romance. Los vientos del Romanticismo impulsaron a figuras de la talla de José María Heredia, considerado el primer poeta romántico de América y nombrado poeta nacional de Cuba.

La novela “Cecilia Valdés o la Loma del Ángel”, de Cirilo Villaverde, está considerada como la primera novela cubana y es una historia ambientada en la Cuba de 1830, abordando la realidad de los mulatos libres y los esclavos en manos de familias españolas.

Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873) escritora cubana del romanticismo
Gertrudis Gómez de Avellaneda (1814-1873) escritora cubana del romanticismo

Pero el Romanticismo cubano y latinoamericano no puede entenderse sin la obra de Gertrudis Gómez de Avellaneda, considerada como una de las mejores expresiones del movimiento romántico y una precursora de la novela latinoamericana. Su vida y su obra siguen interesando a los estudiosos actuales, tal como se aprecia en los numerosos trabajos de investigación publicados en estos últimos años. Sus personales circunstancias biográficas, su apasionado carácter, su generosidad y su marcada rebeldía frente a los convencionalismos sociales, que la llevó a vivir de acuerdo con sus propias convicciones, la apartan de la mayoría de las escritoras de su época, convirtiéndola en precursora del movimiento feminista en España y Cuba. Gertrudis nació en Santa María de Puerto Príncipe, hoy Camagüey, el 23 de marzo de 1814. Sus obras más famosas incluyen más de veinte obras de teatro, novelas y poemas, destacando “Guatimozín, último emperador de México” o “El cacique de Turmequé”. Su compromiso social se hace patente en “Sab” la primera novela antiesclavista de las letras españolas.

La presencia de España hace más de 500 años en América se inició fundamentalmente en la Isla Española y en la Isla de Cuba, que asumió una posición clave durante todos aquellos siglos de nuestra historia. Para conocer en profundidad esta impresionante hazaña, animamos a los lectores a que consulten los fondos bibliográficos sobre Cuba que disponemos en nuestra Biblioteca.

Estos fondos pueden consultarse en nuestras salas o solicitar su préstamo. Además, algunos de ellos se encuentran digitalizados, por lo que se pueden descargar a través de los enlaces que se acompañan. Se puede acceder a la Exposición Virtual escaneando el código QR adjunto

qr de Cuba
qr de Cuba

Escritores españoles en Cuba