martes. 18.06.2024
FERIA DEL LIBRO

La Feria del Libro se transforma en un refugio otaku

La Feria del Libro ha abierto, desde hace años, sus puertas a los fanáticos del manga, anime y cosplay, convirtiéndose en un vibrante rincón otaku donde los aficionados pueden encontrar los últimos trabajos de sus mangakas favoritos. Desde la Plaza de los Reyes, se respira el ambiente de la cultura japonesa con la presencia de cosplayers que dan vida a sus personajes favoritos, como el impresionante disfraz de Megumin, una de las protagonistas de "Kono Subarashii Sekai ni Shukufuku wo!".

Megumin cosplay / Juanjo Coronado
Megumin cosplay

La Feria del Libro se ha convertido en un auténtico refugio para los amantes del manga, anime y cosplay. Lo que comenzó como un evento literario ha evolucionado, año tras año.  en un espacio donde los otakus pueden deleitarse con las últimas novedades de sus mangas y animes preferidos.

El término "otaku", proveniente de Japón, se ha popularizado en todo el mundo para describir a aquellas personas con pasiones fervientes por la cultura japonesa, especialmente por el manga, anime, videojuegos y cosplays. En la Feria del Libro, un stand dedicado a este universo otaku atrae a los aficionados que buscan sumergirse en historias emocionantes y descubrir nuevos talentos del mundo del manga.

Feria del Libro / Daniel Hernández
Feria del Libro / Daniel Hernández

Pero la presencia de los otakus no se limita solo a la adquisición de libros. En la Plaza de los Reyes, los cosplayers deslumbran con sus elaborados disfraces que recrean fielmente a sus personajes favoritos. Esta tarde, los visitantes se han maravillado con el impresionante disfraz de Megumin, una de las protagonistas de la popular serie de novelas ligeras "Kono Subarashii Sekai ni Shukufuku wo!".

"Kono Subarashii Sekai ni Shukufuku wo!", conocida como "¡Bendito sea este maravilloso mundo!", es una obra que ha conquistado los corazones de los aficionados alrededor del mundo. Escrita por Natsume Akatsuki e ilustrada por Kurone Mishima, esta serie de novelas ligeras ha inspirado no solo a los lectores, sino también a los cosplayers que encuentran en sus personajes la oportunidad de expresar su creatividad y pasión por el universo otaku.

Con la presencia de los cosplayers y el fervor por el manga y el anime, la Feria del Libro se consolida como un espacio inclusivo y diverso que celebra la creatividad y la imaginación en todas sus formas.

La Feria del Libro se transforma en un refugio otaku