martes. 18.06.2024
CINE

Historias de esperanza y lucha en el 21º Festival de Cine Africano en Ceuta

La extensión del 21º Festival de Cine Africano (FCAT) se ha celebra en Ceuta del 27 al 29 de mayo. La presentación, realizada esta mañana en la Estación contó con la participación de la directora del FCAT, Mane Cisneros, el cineasta malgache Luck Razanajaona, la profesora Leticia Alvarado y el coordinador Ernesto Sáenz de Navarrete.

Presentación del FCAT / Daniel Hernández
Presentación del FCAT / Daniel Hernández

Ceuta es el escenario de la extensión del 21º Festival de Cine Africano (FCAT) del 27 al 29 de mayo, con proyecciones programadas a las 19.00 en el Salón de Grados de la Facultad de Ciencias de la Salud. Con entrada gratuita hasta completar aforo, este evento ofrece a los ceutíes una oportunidad única para sumergirse en la rica y diversa cinematografía africana.

La presentación del festival ha contado con la participación de Mane Cisneros, directora del FCAT, el cineasta Luck Razanajaona de Madagascar, la profesora Leticia Alvarado de la Facultad de Ciencias de la Salud de Ceuta, y Ernesto Sáenz de Navarrete, coordinador de la Fundación Premio Convivencia. Juntos, han destacado la importancia del cine africano como herramienta para contar historias de lucha y esperanza.

Presentación del FCAT / Daniel Hernández
Presentación del FCAT / Daniel Hernández

Programación:

  • Lunes 27 de mayo: Disco Afrika: Une histoire malgache
  • Martes 28 de mayo: The Bride
  • Miércoles 29 de mayo: Mami Wata

Luck Razanajaona, durante su intervención, ha compartido su experiencia y el arduo camino que ha recorrido para realizar su película. "Para mí, el cine es un medio para que los jóvenes africanos tomen las riendas de su propio futuro. Mi película refleja esa búsqueda de esperanza y el deseo de superación", ha afirmado Razanajaona.

Presentación del FCAT / Daniel Hernández
Presentación del FCAT / Daniel Hernández

Además, el cineasta ha detallado las dificultades que ha enfrentado para producir su film, desde la falta de fondos en Madagascar hasta la necesidad de buscar apoyo en festivales internacionales. Gracias a la coproducción con Francia, Alemania, Qatar y otros países, y el apoyo de la francofonía, Razanajaona ha podido finalmente completar su obra. "El hecho de que mi película se haya realizado con el apoyo de un festival español y se proyecte aquí es un logro inmenso para mí", ha añadido.

La directora del FCAT, Mane Cisneros, ha hecho hincapié en la importancia de apoyar y difundir el cine africano. "Animamos al público ceutí a asistir a estas proyecciones. No solo disfrutarán de grandes historias, sino que también comprenderán el enorme esfuerzo que supone hacer cine en África. Estas películas están llenas de esperanza y valentía, reflejando la realidad y los sueños de un continente entero", ha dicho Cisneros.

Ernesto Sáenz de Navarrete y Leticia Alvarado han destacado la relevancia de estos encuentros para fortalecer los lazos culturales y promover una mayor comprensión de las realidades africanas. Ambos han invitado a la comunidad ceutí a participar activamente en el festival, asegurando que las películas presentadas no han dejado indiferente a nadie.

Presentación del FCAT / Daniel Hernández
Presentación del FCAT / Daniel Hernández

Luck Razanajaone, director

Durante la presentación del Festival, el cineasta malgache Luck Razanajaona compartió detalladamente su experiencia y visión sobre el cine africano. A continuación, se recopilan sus declaraciones más destacadas:

"Para mí, el cine es un medio para que los jóvenes africanos tomen las riendas de su propio futuro. Mi película refleja esa búsqueda de esperanza y el deseo de superación", expresó Razanajaona, subrayando el papel del cine como herramienta de empoderamiento para la juventud africana.

Razanajaona también ha descrito el arduo camino que ha recorrido para realizar su película, enfrentándose a numerosas dificultades. "En Madagascar, no existen fondos de apoyo al cine, ni escuelas de cine, lo que me obligó a buscar fondos en festivales internacionales. Finalmente, encontré un productor en África del Sur, y gracias a este productor y al apoyo de la francofonía, especialmente fondos franceses, pude completar mi obra".

El cineasta ha resaltado el apoyo recibido del FCAT, señalando que "el hecho de que mi película se haya realizado con el apoyo de un festival español y se proyecte aquí es un logro inmenso para mí". Ha mencionado que su película obtuvo varios premios en el Scat Lab del FCAT, lo cual fue crucial para la finalización del proyecto.

Razanajaona ha explicado la importancia de la coproducción internacional para su película, que ha contado con el apoyo de Francia, Alemania, Qatar, Isla Mauricio y Reunión. "Esto ha permitido que la película tenga un distribuidor y pueda proyectarse en salas en Europa y África, aunque en Madagascar las proyecciones son limitadas debido al alto costo de las entradas y la falta de infraestructuras".

Finalmente, el cineasta ha compartido su esperanza de que su película inspire a los jóvenes africanos. "Aquellos que vean la película se darán cuenta de que es una obra llena de esperanza, que invita a los jóvenes africanos a creer en el futuro y a no perder esa esperanza. A pesar de que casi el 90% de la población malgache vive por debajo del nivel de pobreza, el cine puede ser una herramienta poderosa para cambiar esta realidad".

Razanajaona ha concluido animando al público ceutí a asistir a las proyecciones del festival. "Sinceramente, por ejemplo, en mi caso, verán el enorme esfuerzo que he tenido que hacer, y lo contaré para que se sepa verdaderamente lo que es desear luchar para superar una situación política difícil. El cine puede ser una herramienta que ayude a las nuevas generaciones a nivel panafricano, y mi película es un reflejo de esa lucha y esperanza".

Historias de esperanza y lucha en el 21º Festival de Cine Africano en Ceuta