domingo. 16.06.2024
IEC

El Instituto de Estudios Ceutíes inicia una nueva etapa con la renovación en el horizonte

José Antonio Alarcón Caballero ha iniciado, este mediodía, su última etapa al frente del Instituto de Estudios Ceutíes. El director de la entidad ha decidido, de forma voluntaria, poner fin a su estancia al frente de la institución al final de un mandato que ha comenzado con la entrega de cinco Ceitiles de Oro: la máxima distinción de la entidad, que nunca había entregado tantas de una sola vez.
Los miembros del IEC, en la Biblioteca Pública del Estado/ Juanjo Coronado
Los miembros del IEC, en la Biblioteca Pública del Estado/ Juanjo Coronado

Por primera vez en su historia, el Instituto de Estudios Ceutíes ha entregado más de dos Ceitiles de Oro: es la máxima distinción de la entidad del Paseo del Revellín. El motivo no es otro que reconocer, de esa manera, la tarea y la entrega a cinco personas que por unas causas u otras cesan en el IEC tras toda una vida entregada a la entidad. Ha sido al final de una Asamblea que ha ratificado a José Antonio Alarcón como director de la entidad: será, de manera voluntaria, su último periplo. El también director de la Biblioteca Pública del Estado parece ser defensor de los dos mandatos como máximo, y de predicar con el ejemplo.

Las cinco personas elegidas para recibir esta condecoración, desde luego, no parecen estar mas acertadas. A cualquiera que conozca, siquiera sucintamente, la historia del Instiuto de Estudios Ceutíes no le extrañará si se habla de Francisco Herrera, José María Campos, Manuel Cámara, Álvaro Velasco y Fernando Villada. De modo improvisado, además, los cinco acapararon el turno de ruegos y preguntas.

El nuevo equipo de decanos del IEC/ Juanjo Coronado
El nuevo equipo de decanos del IEC/ Juanjo Coronado

Herrera para hablar de la necesidad de agilizar las publicaciones y aumentar el personal en el Instituto, Cámara para agradecer la distinción y pedir perdón "porque la memoria ya me  va fallando" -"con tus fallos, tu memoria es mejor que muchas de veinteañeros", le respondió Alarcón-  y Velasco también para agradecer la distinción. Especialmente significativas las intervenciones de Villada y Campos. El primero admitió no ser merecedor de esta medalla "'puesto que pese a que no nací en Ceuta, si es cierto que esta ciudad me ha acogido y lo más normal es que devuelva con mi trabajo todo lo que me ha dado". Detalle curiioso: lo decía a apenas cinco metros del yacimiento de Huerta Rufino que vertebra la Biblioteca Pública del Estado y del que el mismo tiene tanto que decir....

Alarcón y la consejera Orozco, junto a Manuel Cámara Del Río, uno de los condecorados/ Juanjo Coronado
Alarcón y la consejera Orozco, junto a Manuel Cámara Del Río, uno de los condecorados/ Juanjo Coronado

Campos también agradeció la medalla, pero pidió al Instituto que deje constancia "que estamos en peligro. Ceuta está en riesgo real: no llega la Unión Aduanera, ni Schengen, ni la aduana comercial y ahora se habla de un tunel en el Estrecho para dejarnos completamente aislados", advirtió. Cerraron el turno de intervenciones tanto Luciano Alcalá, secretario que agradeció su labor al personal, como de modo improvisado Pilar Orozco. Fue curioso el discurso de la consejera, que admitió que ella hasta hace un año "no sabía, como much sos de mi generación, la importancia del Instituto de Estudios Ceutíes, del trabajo que se desarolla ahí". Con un tono franco y autocrítico, señaló que "debiera conocerse más el trabajo que hacéis, y del que ha quedado constancia. Mi generación debería saber que tiene a su disposición personas o instituciones como estas, que puede aprender lo que yo he aprendido este año", dijo.

Alarcón se mostraba satisfecho. Se notaba en su rostro y se notaba en el ambiente que ha habido acuerdo en todo. Principalmente, que el Instituto debe comenzar su camino a la renovación. "Dentro de cuatro años, deberá haber aquí alguien más joven". De momento, la nueva Junta Rectora la componen Yolanda Carbonell como vicerectora, Luciano Alcalá como secretariuo, Enrique Ostalé como tesorero, Teresa Cuesta como jefa de Publicaciones, Javier Martínez como vocal de Investigación y Laura Riveiro al frente de Extensión Cultural.

El Instituto de Estudios Ceutíes inicia una nueva etapa con la renovación en el horizonte