lunes. 26.02.2024

Mirfat Ahmed Mustafa, madre de un estudiante con diabetes del CEIP 'Andrés Manjón', ha emprendido una campaña para que las autoridades reintroduzcan la enfermería escolar en las instituciones educativas de Ceuta. Su petición ha sido entregada a varias instancias, y el Sindicato de Enfermería (SATSE) en Ceuta la respalda en esta iniciativa que representa los deseos de la comunidad local. La ausencia de enfermeras escolares durante el curso 2022-2023 ha generado preocupación en los padres y el personal educativo, ya que desempeñan un papel crucial en la prevención y detección de problemas de salud y conductas no saludables entre los estudiantes.

Mirfat Ahmed Mustafa, la madre de un alumno diabético del CEIP 'Andrés Manjón', prosigue su lucha para conseguir que las autoridades devuelvan la enfermería escolar a los centros educativos de Ceuta.

Esta ceutí ya ha formalizado su petición a todas las instancias con competencias directas o bien que se hayan comprometido a hacer viable la contratación de enfermeras y enfermeros escolares.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) en Ceuta está colaborando con la iniciativa de esta madre ya que constituye el reflejo del sentir de todos los ceutíes

Mirfat Ahmed Mustafa ha dado registro de entrada a los escritos con su solicitud que están dirigidos al presidente de la Ciudad Autónoma, Juan Vivas; al delegado del Gobierno, Rafael García; al director territorial del INGESA, Jesús Lopera; y la directora provincial del Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP), Yolanda Rodríguez.

Paralelamente, la madre de este niño con diabetes del ‘Andrés Manjón’ ha iniciado este lunes en los colegios e institutos de Ceuta el reparto las cartas para que las familias del alumnado puedan pedir también formalmente la vuelta de la enfermería escolar al ámbito educativo ceutí.

Tras el parón injustificable de 2022, Ceuta ha comenzado su segundo curso académico sin enfermería escolar, una figura sanitaria de vital importancia para la comunidad educativa que ni se ha contratado a través de los Planes de Empleo (como venía ocurriendo desde 2018 hasta el parón injustificable de 2022) ni tampoco mediante concierto entre la Ciudad y el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP), tal y como planteó el Gobierno autonómico entre sus objetivos para el primer cuatrimestre de legislatura, ni a través de la Consejería de Sanidad, como propuso SATSE.

SATSE Ceuta solicita que se lleve a Pleno el tratamiento del problema de la enfermería escolar ya sea a propuesta del Partido Popular, que ya expresó su compromiso de devolverla a los colegios e institutos a través del presidente de los Populares ceutíes, Juan Vivas, o bien por parte de los partidos que forman el arco parlamentario local y que también se han mostrado favorables a la presencia de la enfermera escolar en las aulas.

Incluso a título personal, el delegado del Gobierno en Ceuta, Rafael García, trasladó a SATSE en el transcurso de una reunión oficial que le parece positivo devolver esta figura a sus puestos en los colegios e institutos de la ciudad.

Con motivo del inicio del curso 2023-2024, la Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, en la cual está integrada SATSE, ha incidido en que, además de su importante labor asistencial para atender las necesidades o problemas de salud agudos o crónicos, la enfermera escolar detecta conductas y hábitos no saludables, además de situaciones que también afectan negativamente a la salud física, psicológica y emocional de los escolares.

Los problemas de salud mental, con una incidencia cada vez mayor entre la población infantil y juvenil es un claro ejemplo. Los trastornos de la conducta alimentaria, el consumo de alcohol, tabaco u otras sustancias, la violencia o discriminación por razón de género, y el bullying son otros, apunta la Plataforma.

La enfermera escolar también informa y sensibiliza a la población juvenil, en colaboración con el profesorado, para evitar enfermedades de transmisión sexual u otros problemas con una incidencia en crecimiento exponencial en los últimos años.

La Plataforma recalca que la enfermera escolar alerta y actúa ante problemas y situaciones que requieren una atención conjunta y coordinada de la comunidad educativa y de otros recursos sanitarios y sociales. “Es un agente más, junto con el equipo docente y el resto de la comunidad educativa, para prevenir y generar, en definitiva, entornos más saludables y seguros”, señala.

La Plataforma Estatal de Enfermera Escolar, en la cual está integrada SATSE, resalta que, tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como otros organismos internacionales y nacionales, han evidenciado también los numerosos beneficios que supone contar en los centros escolares con este profesional sanitario para lograr que la infancia y adolescencia conozca mejor cómo cuidar y proteger su salud.

Por último, la Plataforma recuerda que la mayoría de las conductas y hábitos no saludables de las personas se suelen adquirir a edades tempranas, por lo que cualquier centro educativo constituye el lugar idóneo para adquirir hábitos saludables y la responsabilidad de cuidar de nuestra propia salud, lo que supone una inversión en salud a corto, medio y largo plazo.

La madre de alumno diabético lidera la lucha por el retorno de la enfermería escolar