domingo. 14.04.2024

Joan Manuel Serrat, que en apenas un par de semanas recibirá el Premio Convivencia, pasará a la historia entre otras cosas por 'Mediteráneo'. Entre Algeciras y Estambul, dijo el gran cantor de nuestros días. Como tantas cosas: en lo gastronómico, gentes del Líbano, Grecia o España podríamos encontrar lugares comunes con el tomate, el aceite o el atún. Y también con la escritura: no sería descabellado afirmar que el mundo aprendió a escribir en el Mediterráneo.

Desde la antigua Mesopotamia hasta la invención de la imprenta: ese es el ámbito temporal que abarca un interesante taller de escritura organizado por la Fundación que en apenas quince días recibirá al 'Nano'. Lo imparte Diego Martín, que avanza que "vamos a conocer las primeras escrituras de la historia de la humanidad. Vamos a recorrer Mesopotamia, vamos a visitar Egipto, Grecia, Fenicia, Roma, vamos a hablar del mundo visigodo, del mundo islámico, del mundo judío, del mundo cristiano, en un acercamiento que pretende unir orillas y encontrarnos en todo lo que nos. En todo lo que nos. Todo lo que compartimos desde la. Desde la Fundación Premio Convivencia se ha apostado siempre por. Por esta. Por esta línea de actuación y la escritura nos une. La escritura nos ha permitido expresarnos, comunicarnos y hoy queremos precisamente trabajar en ese punto de encuentro".

Trabajar con un alumnado amplio: entre 12 y 90 años. "Se puede disfrutar a todas las edades y intentamos que todo el mundo tenga que tenga un poquito de aprendizaje. Los muchachos más jóvenes a veces nos sorprenden y los menos jóvenes también lo pueden disfrutar muchísimo".

El taller de escritura se detiene en un momento concreto: aquel en el que Gütemberg patenta la imprenta. La historia de la humanidad y de la difusión cultural no volvió a ser la misma. ¿Algo similar a lo que pueda estar ocurriendo en estos tiempos de internet e inteligencia artificial?. "Probablemente este sea la mayor o esta sea la mayor revolución comunicativa desde entonces, desde aquella probablemente, probablemente todas estas innovaciones, lo que no, lo que no tenemos controlado es de qué forma las aplicamos cuando estamos viviendo ese ese momento revolucionario. Pero sin duda estamos en un en un punto de inicio de algo que es un poco da un poco de vértigo, pero también es un reto al que nos vamos a tener que enfrentar queramos o no, Así que bueno, veremos. A ver. Desde luego que Gutenberg permitió un abaratamiento en cuanto a la producción de libros, las copias y eso favoreció muchísimo la cultura. Esperemos que esta y la transmisión de ideas y de de todo tipo de de novedades. Esperemos que esta revolución tecnológica a la que nos enfrentamos también sea así", dijo el experto. 

El Mediterráneo: cuna de la escritura