miércoles. 21.02.2024
VIOLENCIA ESCOLAR

Problemas de convivencia en las aulas: la práctica totalidad de los docentes reconocen sufrirlos

Representantes de CSIF han destacado las "preocupantes estadísticas" sobre la convivencia escolar en Ceuta y Melilla. Más del 98% de los docentes de Secundaria informan de problemas en aulas, resaltando una crisis educativa que exige acciones inmediatas por parte de las autoridades competentes

Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb
Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb

Mario Gutiérrez, presidente Nacional de Educación de CSIF, acompañado de Estefanía Lara, la presidenta del  sindicato en Ceuta y Juan Iglesia, presidente de Enseñanza local, han lanzado una alerta sobre la crítica situación de convivencia en los centros educativos de la ciudad. Los datos "alarmantes", provenientes de una encuesta sobre la realidad escolar en Ceuta y Melilla, revelan una "realidad preocupante que demanda una intervención inmediata por parte de las autoridades competentes".

Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb
Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb

Durante la presentación, se destacó que solo el 1,59% de los docentes de secundaria encuestados afirmaron no tener problemas de convivencia en las aulas de Ceuta, al igual qu el 28,95 de primaria. Estos datos, que contrastan con la media nacional, reflejan una situación aún más compleja en estas ciudades autónomas, evidenciando la necesidad de acciones concretas y urgentes para abordar esta crisis educativa.

Los números arrojados por la encuesta son impactantes: el 84,66% de los docentes de secundaria en Ceuta  informaron haber sufrido agresiones o falta de respeto por parte del alumnado junto a un 25% de los maestros. Esta cifra es significativamente más alta que el promedio nacional, señalando una problemática aguda que afecta directamente al profesorado en ambas ciudades.

Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb
Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb

Asimismo, se hizo hincapié en la falta de respuestas por parte de las familias ante las situaciones de agresión. Cerca del 35,47% de los docentes de Ceuta reportaron agresiones o faltas de respeto por parte de los padres de los alumnos, exponiendo la complejidad de la problemática a nivel familiar y social.

El sindicato CSIF también destacó la ausencia de diagnósticos y atención adecuada para estudiantes con necesidades educativas especiales. Esta carencia de recursos y apoyo profesional ha llevado a situaciones preocupantes en las aulas, donde se evidencian comportamientos disruptivos sin la debida intervención, apuntando a una falta de estructura y recursos que impacta directamente en la calidad educativa.

Además, se planteó la necesidad urgente de una mayor autonomía en la gestión educativa en Ceuta y Melilla. Los representantes sindicales solicitaron una transferencia de competencias que permita una gestión más ágil y directa en la toma de decisiones, especialmente en la asignación de recursos y personal docente, que actualmente requiere la aprobación del Ministerio de Educación en Madrid.

Los datos proporcionados por el sindicato subrayan la urgencia de medidas concretas para mejorar la convivencia en las aulas de Ceuta y Melilla. CSIF se insta a las autoridades a tomar acciones inmediatas y a establecer un diálogo fructífero y constructivo para abordar esta crisis educativa que compromete la calidad de la enseñanza en la región.

Naturaleza de los Problemas de Convivencia en las Aulas de Ceuta

Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb
Presentación de los resultados de la encuesta sobre violencia escolar / Mohamed Ettouileb

Los testimonios recogidos en la encuesta revelan situaciones desafiantes que impactan negativamente en el ambiente educativo. Entre estos se incluyen casos de interrupciones constantes durante las clases, estudiantes levantándose sin permiso, actitudes de desafío y boicot al profesorado, y conflictos recurrentes entre los propios alumnos.

El sindicato CSIF también ha documentado escenarios alarmantes que involucran actos de violencia física y verbal entre los estudiantes, lo que contribuye a crear un entorno poco propicio para el aprendizaje. Algunos casos específicos mencionados incluyen peleas frecuentes, agresiones a docentes e incluso amenazas de agresión al personal educativo.

Más allá de la dinámica estudiantil, las tensiones también involucran a las familias, con casos de padres que confrontan directamente a los alumnos por conflictos dentro del ámbito escolar. Estas situaciones no solo afectan el desenvolvimiento en las aulas, sino que también complican la labor del profesorado y el ambiente general de la institución educativa.

Un aspecto especialmente preocupante es la falta de diagnóstico y atención para estudiantes con necesidades educativas especiales, lo que genera un vacío en la identificación y el abordaje de problemas de comportamiento más complejos. Este panorama deja en evidencia una carencia estructural en los recursos destinados a la educación inclusiva en Ceuta, un desafío adicional para el sistema educativo local.

Los problemas de convivencia denunciados por los docentes de Ceuta reflejan una realidad compleja y multifacética, que demanda una respuesta integral por parte de las autoridades educativas. La situación planteada representa un desafío urgente que requiere medidas concretas, no solo para garantizar un entorno seguro y propicio para el aprendizaje, sino también para apoyar adecuadamente a todos los estudiantes, incluyendo aquellos con necesidades especiales.

 

Problemas de convivencia en las aulas: la práctica totalidad de los docentes reconocen...