viernes. 12.04.2024
ENTREVISTA

Relatos para una espera: del periodismo al género del microrrelato

El próximo lunes, a partir de las 19.30 horas y en la Antigua Estación del Ferrocarril, se presentará ‘Relatos para una espera’. Es el primer libro en solitario de Juanjo Coronado, que ha escrito cien microrrelatos en “un tiempo demasiado rápido: apenas mes y medio”, admite. El autor presentará este trabajo junto a Alicia Morales, que hará lo propio con “Entre el olvido y la memoria. Improntas sepias de Ceuta”.

Juanjo Coronado presenta el próximo lunes Relatos para una espera / Daniel Hernández
Juanjo Coronado presenta el próximo lunes Relatos para una espera / Daniel Hernández

Tras casi un cuarto de siglo ejerciendo la profesión periodística, a  Juanjo Coronado le quedaba una asignatura pendiente “Varias, pero la de escribir un libro era una de ellas”, admite. “Un libro en solitario: hace unos años, en la sobremesa de una comida, surgió hacer uno de relatos cortos sin más pretensiones, y lo publicamos en 2009 con la condición de que cada relato llevase aparejado una receta de cocina”. Se llamaba “Cien relatos de humor y una receta desesperada” y “durante unas horas, en la Feria del Libro de aquel año, fuimos los más vendidos, por delante de Ruiz Zafón y La Sombra del Viento. Vale que formábamos parte de un coro de carnaval y ahí estuvieron los cincuenta componentes con las guitarras, cantando pasodobles mientras en el stand de al lado recitaban poesía y esas cosas, pero estuvimos en cabeza”. Ha escrito además “el prólogo de tres libros ya publicados, y un cuarto que está por salir. Este me  ha sorprendido porque es de una persona con la que nunca he estado cara a cara y es más o menos conocido a nivel nacional”. 

Años después “he tenido bastantes ideas para escribir un primer libro en solitario, pero me faltaban varias cosas en cada momento, o todas a la vez: dinero, convicción, ganas”. Y eso surgió en noviembre del pasado año. “Una amiga me envió un relato corto que había escrito, y me picó la curiosidad por ver si yo sería capaz de escribir uno o dos. Me gustaban, me propuse escribir cien y ver lo que hacía. Ahí entran en escena Ezequiel Teodoro y Avant Editorial. Ezequiel ‘me engañó’ en su momento para que me dedicase al periodismo y yo lo he engañado a el para que me edite el libro, así que supongo estamos en paz”, dice con sorna.

Su libro “no es fruto de años de concienzuda investigación y medidos análisis, que es lo que se suele decir en estos casos. No. El libro fue escrito en un mes y medio, entre el 11 de noviembre y el 26 de diciembre, en ratos que me iban dejando libre el trabajo y las obligaciones familiares”, explica. Lo del título “es porque al ser un libro corto de relatos cortos, puede leerse perfectamente en una sala de esperas, en una estación de autobuses, en un par de días”.

En cuanto al prólogo “es quizá de lo que más me he arrepentido. Es coral, y muchas personas a las que de verdad aprecio han tenido a bien aportarme su visión de mi. No me arrepiento por ellos; al contrario, agradecido, sino porque creo que he dejado fuera también a gente que debería haber estado ahí. Espero que no se me enfade nadie”. 

Sobre la temática de los relatos: “no siguen un hilo, es variada. Los hay de humor (eso pretendo), de amor, de deportes, de política, de historia. En este sentido, siempre he tenido una pequeña predilección por los perdedores, por tipos con mala suerte o mal entendidos por el resto. Autobiográficos hay dos o tres, y alguno más”. Se presenta en la Estación del Ferrocarril “porque Alicia Morales, con la que me he peleado tanto que al final somos hasta amigos, me pidió que yo le presentara el suyo. Como el de Alicia arranca en la Estación del Ferrocarril y yo no dejo de ser un paisano de barriada que se enfada porque casi todo se haga en el centro, pues perfecto”. La cita, el lunes a las 19.30 en la Antigua Estación del Ferrocarril. “Alicia y yo lo llamamos, entre nosotros, la tarde Lucky Strike. Ya desvelaremos por qué”.

Relatos para una espera: del periodismo al género del microrrelato