lunes. 27.05.2024
DIGITALIZACIÓN

El 60% de los españoles prefieren el efectivo como principal medio de pago, según un estudio del Banco de España.

 Aunque la pandemia de la covid-19 incrementó el uso del pago digital, el dinero en efectivo continúa siendo la opción preferida por la mayoría de los españoles. Según un informe del Banco de España, el 60% de los ciudadanos sigue utilizando billetes y monedas como principal medio de pago, desafiando las tendencias globales hacia la digitalización.

 

Dinero / Archivo
Dinero / Archivo

A pesar de los esfuerzos por promover el pago digital durante la pandemia, el informe del Banco de España revela que el efectivo sigue siendo el método de pago más utilizado en España. Según el estudio, realizado durante el año pasado, el 65% de los españoles afirma utilizar efectivo diariamente, incluso en un contexto donde se promovía el distanciamiento social y se recomendaba evitar el contacto con superficies.

El uso del efectivo en España contrasta con la tendencia en otros países, como Suecia, donde el pago digital ha superado ampliamente al efectivo. La profesora Elisabet Ruiz Dotras, de la Universitat Oberta de Catalunya, señala que la creación del euro digital podría ser un paso clave para impulsar el pago digital en España a largo plazo.

Aunque la pandemia supuso un impulso temporal para el pago digital, con el regreso a la normalidad, el efectivo ha recuperado terreno. La mayoría de los ciudadanos han vuelto a sus hábitos de pago anteriores a la crisis sanitaria, lo que sugiere una resistencia arraigada al cambio en la cultura de pago española.

El estudio también revela que la preferencia por el efectivo varía según el perfil del pagador. Los mayores de 65 años y aquellos con un nivel educativo más bajo tienden a utilizar más el efectivo, mientras que los jóvenes y los más educados son más propensos a utilizar formas de pago digitales.

A pesar de la resistencia al pago digital, la presencia de datáfonos en la mayoría de los comercios ha aumentado, y muchos establecimientos han eliminado el gasto mínimo para pagar con tarjeta o móvil. Sin embargo, aún persisten barreras, como la falta de cajeros automáticos en algunas zonas y la desconfianza hacia las nuevas tecnologías entre ciertos grupos de la población.

En cuanto a las ventajas y desventajas del pago digital y en efectivo, los expertos señalan que cada método tiene sus pros y sus contras. Mientras que el pago digital ofrece conveniencia y registro detallado de las transacciones, el efectivo proporciona una mayor conciencia del gasto y evita el riesgo de compras compulsivas. Sin embargo, la transición hacia un sistema de pago más digital parece inevitable a medida que avanza la tecnología y se desarrollan nuevas formas de moneda electrónica.

El 60% de los españoles prefieren el efectivo como principal medio de pago, según un...