martes. 18.06.2024

Sesenta profesionales y cinco facultativos pertenecientes a la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Lucía de Cartagena se encuentran en estos momentos en cuarentena por recomendación de Salud Laboral tras hacer uso durante 48 horas de mascarillas defectuosas que el Ejecutivo de Pedro Sánchez envió a la Comunidad Autónoma, y que fueron distribuidas a los sanitarios.

 

El temor es que, debido a estos defectos, los profesionales que se dejan la piel atendiendo a los más vulnerables puedan haberse contagiado más fácilmente, al no contar con protecciones idóneas.

 

Tal y como indican desde la Consejería de Salud y el Hospital Santa Lucía, ahora se comenzarán a hacer pruebas PCR a las sesenta y cinco personas para comprobar si alguno de los profesionales o facultativos se han contagiado de coronavirus.

 

Las mascarillas defectuosas se usaron «como mucho» durante 48 horas, aunque no se descarta que puedan haber supuesto mayor incidencia de contagios entre el personal sanitario que las usó, algo que por el momento no es posible conocer. Fue el jueves cuando en el departamento regional de Salud recibieron la alerta del Ministerio de Illa para retirar una marca concreta de mascarillas, por lo que dieron la orden a los centros para retirarlas, ya que no protegen como deberían y no cumplen las expectativas que se tenían sobre ellas.

 

En el mismo caso en Ceuta, donde fueron usadas por sanitarios, se comenzaron a retirar el viernes de su uso como mascarillas FFP-2 y se han reutilizado como simples mascarillas quirúrgicas, algo para lo que, INGESA asegura, su uso si es apropiado.

65 sanitarios de Cartagena, aislados por usar las mascarillas defectuosas enviadas por...