martes. 18.06.2024

Las estadísticas son interpretables, pero a la vez inapelables. Lo interpretable: podemos debatir sobre si las consecuencias de la Guerra de Ucrania y el encarecimiento de algunas materias primas son el principal causante, o no, del encarecimiento de los alimenteos básico. Lo inapelable: durante el pasado mes de febrero, estos se dispararon, encareciéndose en un 18'4% en Ceuta.

Son datos del último Índice de Precios al Consumo, publicado esta mañana por el Instituto Nacional de Estadística. En Ceuta, el coste de la vida se ha disparado en un 6'8%, ocho décimas por encima de la media nacional durante un mes de febrero en el que los precios experimentaron, por lo general, una considerable subida.

Y decimos en general, porque si los alimentos suben en Ceuta -como en el resto del territorio nacional-, la vivienda se deprecia en la Ciudad Autónoma hasta en un 8% en comparación con el pasado año. Volvemos a la fase de interpretación: puede ser un buen dato o una cifra perversa, en el sentido de que el mercado del ladrillo se vea obligado a abaratar precios para evitar consecuencias mayores.

El resto de los epígrafes que suben espectacularmente también tienen mucho que ver con la vida diaria. Si usted no consume bebidas alcohólicas ni fuma no lo habrá notado, pero si lo hace sepa que el precio de ambos es de un 8'4% superior al de marzo de 2022. Lo mismo ocurre con el menaje  del hogar, más caro en un 6'4%. Completan la lista la hostelería y restauración (6%), comunicaciones (3'1%), vestido y calzado (3%), transportes (1'3%) y Otros, con un 4'2%. Con subidas poco significativas, la Enseñanza (0'9%) y la Medicina, con un 0'4%.

A nivel nacional, la vida se encarece en un 6%. Y un dato preocupante, el de la inflación subyacente (aquellos bienes o necesidades sujetos a una gran variabilidad, como puedan ser los alimentos o el transporte), que se sitúa en un 7'6%.

Los alimentos disparan sus precios en casi un 20% en Ceuta durante el pasado mes