lunes. 20.05.2024
CARNAVAL

Antonio Martínez Ares: "El relevo generacional es inevitable"

Antonio Martínez Ares, uno de los autores más renombrados de la historia del carnaval gaditano, ha regresado este domingo a Ceuta. Antes de reencontrarse con un público ante el que debutó a finales de los ochenta, ha hablado de la globalización del carnaval, su propio futuro y algunos rituales autoimpuestos a la hora de vivir la final.
Antonio Martínez Ares/ Mohamed Ettouileb
Antonio Martínez Ares/ Mohamed Ettouileb

El origen es conocido: José Martínez Prats, veterano comparsista de la peña 'Nuestra Andalucía' y ex componente de agrupaciones de Paco Alba, llevó a su hijo a un ensayo de carnaval. Quería que el niño se desengañase, que viese que no es oro todo lo que reluce y lo duro y mecánico que puede llegar a ser un ensayo. Todo lo contrario: aquel niño de 16 años escribió el repertorio de ese grupo y lo metió en la final del Falla bajo el tipo de 'Requiebros'- El nombre de aquel niño: Antonio Martínez Ares. Una de datos, para paganos: han pasado cuarenta años de aquello, y el ha presentado comparsas en 27 de ellos. Diez primeros premios -los últimos tres de modo consecutivo- jalonan la trayectoria de un autor determinante..

Hoy ha regresado a Ceuta. "Hay que irse a fiinales de los ochenta, para encontrar mi primera presencia en Ceuta", rememora momentos antes de encontrarse con su público en la Sala 'Bloom'. "Pero me gusta venir por aquí", admite a Ceuta Televisión. Volviendo a aquello de la colección de primeros premios (antes y después del célebre parón o viento de trece años) ¿compite Martínez Ares contra si mismo?. "Todos lo hacemos, por entender que nuestra obra de este año mejora la del pasado, y así", admite, con independencia "de lo que diga el jurado, que a fin de cuentas son gustos de cuatro o cinco personas".

Por cierto, y hablando del jurado: no es una leyenda urbana que el 'niño de Santa María' -luego iremos con el apodo- termine de cantar en la final, se meta en su cama y se entere del fallo al día siguiente. "Si, es cierto, como que tampoco sigo el concurso. Hombre: he tenido etapas: de querer estar en todos los tablaos, en todos los sitios a esta etapa en la que ya vienes con más experiencia y recuerdas que al día siguiente de la final tienes que cantar, con lo cual empiezas a atemperar. Distinto es que te toque cantar en último lugar: entonces, no has terminado de desmaquillarte cuando el Jurado comienza a dar los premios".

Sobre la edad "yo empecé siendo un niño, y se me sigue llamando de esa manera, a pesar de que no tengo muy lejos cumplir un aniversario redondo" (pista:coincide con las dos últimas cifras del año en que Paco Alba puso en el escenario la primera comparsa de la historia) y en los últimos años ha regresado no solo como autor, sino como componente. Algo que "cuesta mucho trabajo, es cierto, acoplarte a un grupo, gente más joven... Me faltan horas de autobus, pero todo se entrena". Autobús "no solo para movernos por España, sino también por el resto del mundo. En Sudamérica, por ejemplo, nos demandan mucho". Un dato que puede dar idea de la 'globalización' del carnaval gaditano: el mismo fin de semana en que el Athletic de Bilbao conquistaba una Copa después de cuarenta años, la chirigota 'La última y nos vamos' de San José de la Rinconada (Sevilla) actuaba en el teatro de los Campos Elíseos bilbaíno, cerccano a San Mamés. "Los medios de comunicación, pero también las redes sociales, han hecho mucho". Para Martínez Ares, el carnaval puede estar viviendo un momento similar al que en su día tuvo el flamenco, yendo más allá de Andalucía para convertirse en un fenómeno universal, o la ópera, que nació como entretenimiento para las clases más populares hasta convertirse en algo de masas.

José Ramón De Castro 'Ramoni' y Rafael 'Fali' Vila saludan a cámara / Mohamed Ettouileb
José Ramón De Castro 'Ramoni' y Rafael 'Fali' Vila saludan a cámara / Mohamed Ettouileb

 

Por cierto. Un grupo como el suyo, 'La oveja negra', tiene contratos prácticamente desde el carnaval hasta la Navidad. ¿Cuando se ensaya, donde?. "Es complicado. Yo el vértigo lo tengo a partir de septiembre, con las primeras letras, porque es cuando el calendario nos empieza a acercar al mes de febrero".

Y la pregunta que lleva escuchando prácticamente desde que regresó. ¿Hasta cuando?. "Me apetece descansar, no creas", pero "también soy consciente de que el relevo generacional está ahí, y de que tal vez no tarde mucho" en desplazarlo a el. "Pasa en el carnaval, y pasa en la vida", admite. Y además, las temáticas. "Todo está tocado, todo cantado, aunque siempre hay que buscar un resquicio para la sorpresa"...

Antonio Martínez Ares: "El relevo generacional es inevitable"