viernes. 14.06.2024

La Asociación Asperger Ceuta ha celebrado esta tarde el acto central de lo que han llamado la Semana del Asperger "Hemos querido hacer el día grande, con la charla coloquio, con dos aspectos fundamentales este año: la familia y las chicas. Es un personaje dentro del síndrome que está un poco más descuidado, quizá porque no haya tantas chicas, pero haberlas haylas", explica su presidente, Juan Muñoz.

La diferencia entre mujeres y hombres "es que en ellas se diagnostica mucho más tarde, porque los rasgos son mucho más difíciles de ver, son más camaleónicas. Es más difícil de conocer, hasta que el asperger se presenta", señala.

Juan Muñoz Prados, presidente de la Asociación Asperger Ceuta / África González
Juan Muñoz Prados, presidente de la Asociación Asperger Ceuta / África González

El asperger "es un trastorno, que está catalogado como uno de los trastornos generalizado de desarrollo, y del cuarto -que es el autismo como tal- pasó al primero. Tiene algunas cosas que son parecidas con el autismo. La gran diferencia es que mientras las personas con síndrome asperger no tienen una comunicación social dentro de su espacio cognitivo, pero si quieren y no saben hacerlo, y las personas autistas se sienten cómodas dentro de esa soledad", especifica.

Ellas son más sutiles, imitan mejor las conductas sociales, es más difícil detectarlo que en los chicos", señala Joanna Gil, técnico de la entidad, que insiste en la importancia de "reivindicar el papel de las chicas en el trastorno".

Joanna Gil, técnico de Asperger Ceuta / África González
Joanna Gil, técnico de Asperger Ceuta / África González

En la Asociación "somos 70 socios, con unas cuarenta o cincuenta familias, que están dentro". La edad del diagnóstico "suele estar en torno a los cinco años, pero en Ceuta se está diagnosticando mucho más tarde,porque se acostumbran los familiares a aquello de las rarezas: es tan raro como su padre o su abuelo", dice Muñoz.

En cuanto al trabajo de la Asociación, "nosotros enemos las terapias, y cada familia tiene una necesidad específica, nosotros lo que hacemos es adaptarlas a las familias, que son fundamentales", dice Joanna Gil. La persona con Asperger "realmente, se relacionan como nosotros, pero no tienen esas habilidades con las que nosotros venimos y ellos necesitan aprenderlas”.

 

El asperger también es cosa de chicas