jueves. 18.04.2024

La Fundación Márgenes y Vínculos y ACINTEA han desarrollado una serie de charlas en la mañana de este martes 2 de abril, Día del Autismo. Estas charlas se han dirigido a futuros profesores, y para abordar temas tan desagradables -siempre- como el acoso escolar o sexual, pero sobre alumnos con el trastorno del espectro autista.

"Nosotros estamos aquí desarrollando una serie de jornadas en lo que es Magisterio gracias a la intervención de la Facultad de Educación de la Universidad de Granada aquí en Ceuta. Y hemos venido a hablar con las clases sobre lo que es la prevención de la violencia sexual en menores, no solamente desde el punto de vista de las personas que están fuera del espectro, sino principalmente de las personas con TEA, porque básicamente hoy el marco por el Día Mundial de la Concienciación de TEA nos permite tener esa apertura para en niveles anteriores para que los que van a ser futuros docentes tengan también esa formación y sepan que existen programas que se están realizando precisamente ahora en los centros ordinarios", señalaba Rogervan Rubatinos, presidente de ACINTEA.

Dos de las ponentes del curso/ Dani Hernández
Dos de las ponentes del curso/ Dani Hernández

Pero ¿como detectar que una persona con espectro autista ha sufrido unos comportamientos tan deleznables en cualquier caso?"En el caso del espectro autista, pues generalmente como las personas que tienen esta condición tienen una vida muy estructurada, generalmente si nosotros vemos algún signo de desregulación, de irritabilidad, cambio de temperamento, algún tipo de cambio en lo que es la forma en que ellos perciben los estímulos de las personas a su alrededor, pues podemos de alguna manera pues marcar eso como un red flag e investigar muchas veces a qué se debe eso. Si los niños o los menores, incluso los que están fuera del espectro, muestran conductas sexualizadas muy precoces, también son signos de que pueden estar siendo víctimas de algún tipo de violencia sexual encubierta".

Rogervan Rubatinos/ Dani Hernández
Rogervan Rubatinos/ Dani Hernández

¿Se corre el riesgo de caer en la sobreprotección? " Tenemos que buscar un equilibrio. Ese equilibrio va no en prohibir o por ejemplo, quitar el internet. En el caso del tema del ciberacoso, quitar los teléfonos, sino incentivar lo que son las buenas prácticas en el uso de la tecnología. Eso está incluido también en el programa y en la adaptación que nosotros hacemos a las personas con autismo y hábitos tan sencillos como conectarnos en presencia de algún adulto responsable. Y este tipo de medidas, que son medidas preventivas pero que no son prohibitivas, son las que van a permitir ese equilibrio", señala Rubatinos.

El autismo y las agresiones sexuales, a debate en la Universidad