viernes. 01.03.2024

Tres meses después de ser trasladada a Córdoba para ponerse en manos del taller de Antonio Bernal, la imagen de la Caridad ya se encuentra en casa. La virgen ha sido traida este mismo fin de semana desde la ciudad de la Mezquita, para reencontrarse con sus feligreses, que han podido admirar la talla restaurada esta misma tarde.

Ha sido en el mismo oratorio del que sale cada Miércoles Santo en procesión. Un oratorio en el que se ha celebrado una misa de Acción de Gracias, para celebrar que la valiosísima talla ya se encuentra donde siempre: en su capilla y con su gente.. Han sido muchos los cofrades y devotos de la imagen los que se han personado en Calle Fernández para admirar el trabajo.

Un trabajo que llega, como comentábamos, en forma de colofón al 75 Aniversario de la imagen. Ya desde la talla tenía un sello de prestigio: el de Antonio Castillo Lastrucci, uno de los grandes de la imaginería religiosa sevillana del pasado siglo. Fue en 1948, siendo adquirida esta imagen en 1969 por la Cofradía de la Flagelación. Desde entonces, la 'Cari' se ha convertido en emblema no solo de la hermandad a la que da nombre, sino de toda la Semana Santa de Ceuta

Carmen Bernal (de verde) junto a miembros de la Cofradía ceutí/ Cedida
Carmen Bernal (de verde) junto a miembros de la Cofradía ceutí/ Cedida

En concreto, se han realizado algunos trabajos de restauración en los brazos, además de limpiarse la talla. Han corrido a cargo de Carmen Bernal, hija de Antonio y licenciada en Bellas Artes, que por cierto ha cumplido el trabajo en un plazo de entrega prácticamente milimétrica, en un país en el que tenemos fama precisamente de lo contrario: cuando la talla fue puesta en sus manos allá por la segunda quince del pasado mes de noviembre, vaticinó que los trabajos acabarían a finales de enero. Miren la fecha: dicho y hecho. .

La Caridad, de nuevo en casa