lunes. 27.05.2024

Las operaciones ship to ship (STS) en la zona del Estrecho de Gibraltar, con trasvase de crudo de origen ruso, han señalado a Ceuta como su núcleo de esta actividad pero los datos de rastreo, que ofrece Marine Traffic, reflejan todo lo contrario.

Las operaciones de trasvase de buque a buque (STS) requiere embarcaciones y personal cualificado de las que Ceuta carece y que sí están presentes en los puertos de Algeciras y, sobre todo, de Gibraltar, uno de los puertos referencia en el Mediterráneo en este tipo de operaciones.

Entre finales del año 2022 y el 8 de febrero de 2023 se contabilizaron unas 50 operaciones STS en la zona del Estrecho, la gran mayoría de ellas con asistencia desde Algeciras pero no todas esas operaciones recibieron asistencia, con defensas ('yokohamas'), desde los puertos de Ceuta o Algeciras.

Curiosamente, los tanqueros que cita la prensa nacional e internacional que habrían realizado operaciones STS en “aguas próximas a Ceuta” (Verónica, IMO 9326055, con bandera de Liberia; o el Catalina 7, IMO 9310159, con bandera de Panamá) no recibieron asistencia desde ningún puerto español. Otro de los buques citados por medios especializados, como Vortexa, el ‘Lauren II’, asiduo de la zona con destino China, tampoco ha recibido asistencia de barcos españoles.

Cabe señalar que muchos de los buques nodriza o aframax (buque petrolero de menos de 120.000) llevan consigo este tipo de defensas para evitar roces con los grandes petroleros (VLCC) durante el trasvase de crudo.

El Estrecho de Gibraltar es un importante nudo de comunicaciones marítimas donde el trasiego de buques es constante y el control fuera de las aguas territoriales es complejo, pero desde que las capitanías marítimas de Ceuta y Algeciras comenzaron a trabajar de forma conjunta para evitar la asistencia a petroleros con carga de crudo de origen ruso, todo indica que estos buques están buscando el abrigo de otros puerto, como los de Malta o de Argelia.
 

Ceuta no es el núcleo de operaciones STS en el Estrecho