domingo. 14.04.2024

El Instituto Nacional de Estadística ha publicado este lunes su Encuesta de Condiciones de Vida de 2023. Y en las dos varas de medir que se usa, tanto el índice AROPE como en la tasa de pobreza, Ceuta se sitúa al frente de la clasificación nacional. Con mejoras, eso si, con respecto a años anteriores, pero aún en cabeza de esta triste clasificación.

Empecemos por difrerenciar un medidor de otro. El índice AROPE ( por sus siglas en inglés, At risk of poverty and/or exclusion), mide el número de personas que se encuentran no sólo en la pobreza económica, sino en riesgo de exclusión. Los criterios que utiliza esta herramienta, para evaluar el cumplimiento de los objetivos sociales Europa 2020, son básicamente tres:  está en riesgo de pobreza, está en privación material y social severa (PMSS), o tiene entre 0 y 64 años y vive en un hogar con baja intensidad de empleo (BITH). La tasa de pobreza, básicamente, se centra en cuestiones meramente económicas. Y otra cuestión a aclarar: pese a que el estudio se realiza durante 2023, los ingresos contabiilizados corresponden al año 2022.

Hechas estas salvedades, vayamos con los datos. Tanto AROPE como la tasa de pobreza sitúan a Ceuta al frente. Si es cierto que hay oscilaciòn entre ambas: la tasa comunitaria señala que el 41'8% cumple sus tres requisitos y el riesgo de pobreza lo deja en el 35'9%. Un 19'1% de los ceutíes tiene carencias materiales y sociales severas, mientras que un 17'3% tiene baja intensidad en el empleo. Sobre esto úlitmo: son los hogares en los que sus residentes trabajaron un 20% o menos del total de su potencial de trabajo del año estudiado. Es decir: o no han trabajado, o han tenido contratos temporales e inestables. Con todo, la tasa de pobreza baja en varios puntos con respecto a años anteriores, en los que llegó a situarse casi un punto por encima del 40%.

Hay otros datos significativos, pero estos a nivel nacional.El 9,3% de la población manifestó llegar a fin de mes con “mucha dificultad” en 2023. Este porcentaje fue 0,6 puntos superior al registrado el año anterior. Por su parte, el 37,1% no tuvo capacidad para afrontar gastos imprevistos, frente al 35,5% del año 2022.n El 33,1% de la población no se pudo permitir ir de vacaciones fuera de casa al menos una semana al año. Este porcentaje fue 0,4 puntos inferior al registrado en 2022, señala el INE.

Ceuta vuelve a presentar la mayor tasa de pobreza de todo el país