domingo. 14.04.2024

España entera está pendiente, ahora mismo, de lo que ocurre en Valencia. Dos edificios de catorce plantas han ardido durante las últimas horas, causando -oficialmente- cuatro muertes y quince desapariciones. Los Bomberos, que durante toda la noche han trabajado en enfriar el exterior del inmueble, ya han podido acceder al mismo donde se espera puedan encontrarse más cadáveres.

Especialmente dolorosa es la constatación de que dos menores, de tres años y quince días de edad respectivamente, se encuentran entre los desaparecidos, según se ha confirmado a lo largo de la mañana en una capital del Turia a la que ya se ha desplazado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para estar en el puesto de mando avanzado junto al presidente de la Comunidad, Carlos Mazón, y la alcaldesa de la tercera ciudad de España, María José Catalá.

Esta, además, ha confirmado que se le concederán 131 viviendas de nueva construcción a los residentes en el inmueble. Estas viviendas, dice Catalá, son de protección oficial, y se concederán a estas personas que lo han perdido absolutamente todo al incendiarse este edificio de apenas quince años de antiguedad y construido en una zona prácticamente remozada en lo que llevamos de siglo, con nuevas avenidas y centros comerciales. Un plan de expansión para revitalizar zonas como El Campanar, municipio independiente de Valencia hasta finales del siglo XIX, y que se había convertido en parte del extrarradio.

Mientras, en el resto del país, las muestras de solidaridad se suceden con el pueblo valenciano. En Ceuta, por ejemplo, y al margen de que el presidente de la Ciudad remitiese sus condolencias tanto a Mazón como a Catalá, se ha convocado un minuto de silencio. Será el próximo lunes, a las 12.00 del mediodía, en las puertas del Palacio Autonómico, según ha confirmado la Ciudad Autónoma en un comunicado de prensa.

La Ciudad convoca un minuto de silencio por las víctimas de Valencia para el próximo lunes