miércoles. 29.05.2024
TRANSPORTE FERROVIARIO

Cuando la excepción se hace regla: el tren Madrid-Algeciras llega tarde en 9 de cada 10 viajes

Un informe elaborado por el usuario de X (antiguo Twitter) 'Calles de Ronda' y basado en los datos que publica RENFE pone sobre la mesa que entre enero y abril solo 9 de los 121 trenes que circularon entre Madrid y Algeciras llegaron con menos de 15 minutos de retraso. El resto llegó tarde, 48 de ellos con más de media hora sobre el horario previsto. Unos retrasos que se han convertido en costumbre y que tiene consecuencias para los viajeros ceutíes, entre otras la de perder el enlace con el último barco.

Estación de RENFE de Algeciras / Laura Ortiz
Estación de RENFE de Algeciras / Laura Ortiz

Quienes de forma habitual emplean para desplazarse desde Algeciras a Madrid o viceversa el Intercity que parte desde la ciudad hermana han sufrido en sus propias carnes, a buen seguro, el problema que analiza un informe elaborado por el usuario de X (antiguo Twitter) 'Calles de Ronda'. Una cuenta que comenzó denunciando aquellas deficiencias que percibía en las calles de la localidad malagueña pero que en esta ocasión ha ido más allá y se ha centrado en la conexión ferroviaria en la Línea Algeciras-Bobadilla. Una línea nacida a finales del siglo XIX y que es parte fundamental en el recorrido que deben realizar aquellos que se quieren trasladar desde la localidad campogribraltareña a la capital de España y viceversa.

Tal y como recoge el propio autor, este informe se centra en examinar los retrasos recurrentes en el servicio ferroviario de la línea Algeciras-Ronda-Bobadilla. “Este tramo, considerado un eje prioritario para la Red Transeuropea de Transporte, se encuentra en espera de una inversión que supera los mil millones de euros. Esta carencia de inversión unida al envejecimiento del material rodante ha generado una situación marcada por retrasos continuos que han degradado la calidad y confiabilidad del servicio ofrecido a los viajeros”, señala en la exposición de motivos que le han llevado a analizar unos retrasos que durante los últimos años no solo se han incrementado sino que se han convertido en una situación recurrente que sufren los viajeros. 

Estos retrasos  afectan no solo al Intercity, sino también a los trenes de media distancia que realizan este recorrido, y tienen un impacto significativo en la realización de enlaces en estaciones clave como Antequera-Santa Ana, afectando a los viajeros que deben tomar otro tren en la misma, pero también a los ceutíes que, especialmente de regreso a la ciudad, emplean el transporte ferroviario desde Madrid y que, según el retraso que arrastre el tren, pueden llegar incluso a perder el enlace en ferri entre Algeciras y Ceuta.

Los datos del informe ponen negro sobre blanco que la excepción se ha convertido en regla. Así, entre el 1 de enero y el 30 de abril, de los 121 trenes que han circulado de forma directa entre Madrid y Algeciras, solo 9 han llegado con un retraso inferior a los 15 minutos, 63 lo han hecho con un retraso de entre 15 minutos y media hora, y 48 lo han hecho con más de media hora de retraso. Esto implica que 9 de cada 10 trenes que han recorrido la distancia entre Madrid y Algeciras han llegado con un retraso superior a los 15 minutos. En este periodo, el retraso mínimo de los trenes ha sido de 10 minutos, mientras que el máximo ha alcanzado la hora y veintiocho minutos, alcanzando Algeciras a las 22.43, cuando tenía que haberlo hecho a las 21.15, impidiendo en este caso a los ceutíes que viajaban en él realizar el enlace con con el ferri, que entre semana realiza su salida a las 22.30 y los fines de semana a las 23.00.

Este informe recoge los retrasos que se han generado en cada una de las paradas, así como en cada uno de los trayectos que se realizan con origen y destino Algeciras, siendo reseñable que en sentido Algeciras-Madrid, los retrasos son mínimos, llegando en hora 107 de las 121 trenes previstos y solo 8 con retrasos superiores a media hora (una cifra a tener en cuenta pero insignificante si se compara con lo que sucede en sentido contrario).

El documento elaborado por calles de Ronda pretende, según explica en sus conclusiones, abordar los desafíos que enfrenta el servicio ferroviario en la línea Algeciras-Bobadilla en términos de puntualidad. La falta de puntualidad que revela este estudio, incide, “genera inconvenientes para los viajeros, que no solo disminuye la confianza en el transporte público por tren sino que puede afectar negativamente a la productividad y el desarrollo económico de la región”. 

Es por ello que este informe considera fundamental “que las autoridades responsables y las empresas ferroviarias implicadas tomen medidas concretas para abordar las causas subyacentes de los retrasos y mejorar la calidad del servicio. Esto podría incluir inversiones adicionales en material rodante, mejoras en la gestión operativa y un mayor compromiso con la puntualidad como prioridad fundamental”.

Cuando la excepción se hace regla: el tren Madrid-Algeciras llega tarde en 9 de cada 10...